Assassins Creed Origins: Un nuevo comienzo

HOME / Cine / PUBLICACIÓN / Assassins Creed Origins: Un nuevo comienzo

Cine

Assassins Creed Origins: Un nuevo comienzo

La nueva entrega de la saga patea el tablero y sale ganando.

Los responsables del nuevo Assassin's Creed Origins decidieron llevarnos a Egipto y la Mesopotamia, donde comenzó la civilización, para contarnos la historia de origen de la Orden de los Asesinos.

LEÉ TAMBIÉN: Assassins Creed Origins: Hablamos con uno de sus productores

Con la saga cumpliendo 10 años, no podían darnos una nueva entrega bajo la misma fórmula, por lo que decidieron cambiar. El resultado es muy satisfactorio y plantea un nuevo comienzo para la franquicia. Estuvimos jugando mucho al nuevo ACO y te contamos qué tal está.

Desde que ponemos el primer pie en el juego, todo se siente diferente. Nos metemos de lleno en la historia casi sin introducciones y vamos entendiendo, por nuestra cuenta, quién es quién en esta nueva entrega. Estamos dentro del Animus, como siempre, pero no sabemos cómo, por qué o de quién somos ancestro y eso ya nos alcanza para querer avanzar y saber más de dónde estamos parados.

La jugabilidad, por su lado, parece haber pasado por un borrón y cuenta nueva. Los combates que ya conocíamos de memoria cambiaron por completo, ya no tendremos el clásico mini mapa, sino un radar como el que usan otros tantos títulos e iremos subiendo de nivel para pulir nuestras habilidades.  El árbol de skills que iremos desbloqueando a lo largo de la aventura tiene una estructura muy particular e interesante que esperamos ver en otros juegos en el futuro.

LEÉ TAMBIÉN: Assassins Creed Origins estrena su trailer de lanzamiento

Así como en Ghost Recon: Wildlands tenemos drones para tantear el terreno antes de mandarnos a la acción, aquí tendremos a Senu, nuestra fiel águila. Indispensable para marcar objetivos, conseguir recursos y planear estrategias.

En cualquier otro Assassin's Creed, conocíamos de memoria los lugares donde podíamos escondernos, pero Egipto nos plantea un escenario muy diferente en muchísimos sentidos, sin tantos edificios ni obviedades a la hora de escapar. Por el lado del contexto histórico, político y económico que nos plantea el juego, hacemos una mención especial para Ubisoft, por realmente enseñarnos un poco de historia tal y como hizo el Age of Empires por tanto tiempo.

En resumen, lo que estamos queriendo decir es que Assassin's Creed se había convertido en una franquicia agotada al sacar un juego por año, mínimo. Más allá de los chistes sobre sus bugs y glitches, la franquicia se había estancado en un modelo de juego que venía explotando desde 2007. Ahora, diez años después, pateó el tablero, presentó muchísimas novedades y se revitalizó de manera muy efectiva. Esperemos que no tarden otros diez años en cambiar de nuevo.

Compartir contenido




Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image