sábado, febrero 4, 2023

Quizás el nombre de Alan Taylor no te suene mucho. Pero algunas de las escenas que dirigió están grabadas en tu mente.

Porque nadie se puede olvidar de la entrada de Don Draper en el primer episodio de Mad Men, de las traiciones del penúltimo capítulo de The Sopranos, de la ejecución de Ned Stark en el Septo de Baelor en el capítulo nueve de Game of Thrones.

Pero a pesar de este currículum, Taylor estuvo años sin trabajar. Dos películas demasiado grandes lo dejaron agotado, deprimido, y listo para reinventarse. Esta semana, días antes de estrenar su nueva película The Many Saints of Newark (precuela de The Sopranos) el director dio una entrevista al sitio especializado The Hollywood Reporter en la que habló de su pésima experiencia con Thor 2 (2013) y Terminator Génesis (2015).

En solo quince años, Taylor demostró que podía trabajar en series actuales, de época, o espectáculos visuales, manteniendo un estilo propio y logrando momentos memorables sin (lo más importante para la televisión) pasarse del presupuesto. En 2012 Hollywood golpeó a su puerta, y aunque la propuesta no fue la mejor, decidió aceptarla.

Alan Taylor dirigie a Jaimie Alexander en el set de Thor 2 (2013)

El que golpeaba era Marvel y la película era Thor 2, que acababa de perder a su directora original Patty Jenkins por “diferencias creativas”. En ese momento Taylor no lo sabía, pero la razón por la que Jenkins abandonó el proyecto fue el guión, como contó en una entrevista el año pasado: “no creí que podía hacer una buena película con el guión que me dieron. Y hubiese quedado como que fue mi culpa. Como si faltaran un montón de cosas porque una mujer la dirigió.

Taylor tampoco amaba el guión de Thor 2, pero estaba dispuesto a hacer un buen trabajo y demostrar su profesionalismo. Su versión, que probablemente nunca se vea, tenía un tono más Game of Thrones: mágico, infantil en ciertos momentos, una convergencia entre el realismo de la Tierra y los hechos sobrenaturales de Asgard. Pero la película se fue de su control: “en el proceso de edición cambiaron toda la historia. Personajes muertos resucitaban, parejas que en mi versión habían terminado volvían a estar juntas. Me gustaría ver mi versión algún día”.

Las críticas fueron pésimas. Aún hoy se la considera una de las peores películas del estudio. Y para Taylor, que venía de las series más premiadas de la televisión, fue doloroso que lo hicieran responsable de una historia que no era suya. Lo mismo que Patty Jenkins había querido evitar.

Taylor siguió adelante, y se sumó a un segundo proyecto: Terminator Génesis (Genysis en la versión original). Otro guión problemático con productores exigentes y actores acostumbrados a que las cosas se hagan a su manera.

Taylor explica una escena a Arnold Schwarzenegger en Terminator: Genysis

Fue otro desastre, y una vez más, no solo le pegó la crítica sino el mismo fandom que había elevado su trabajo televisivo: “Pasar por la experiencia de Marvel y Terminator, sé que cuando estás filmando para un fandom pueden ser muy enérgicos. Tienen opiniones fuertes y perderlos puede hacer una gran diferencia”.

Perdí la voluntad de hacer películas”, cuenta Taylor, “perdí las ganas de vivir como director. No culpo a la gente con la que trabajé, pero el proceso no fue bueno para mí. Salí de eso teniendo que redescubrir el placer de filmar”.

Taylor junto a David Chase, creador de The Sopranos, frente a uno de los decorados recreados para la precuela.

De a poco pasó, gracias a pilotos más chicos de series de ciencia ficción y a la antología Electric Dreams, una especie de Black Mirror basada en cuentos de Philip K. Dick para la que dirigió el excelente capítulo Safe & Sound. Poco después volvió a Game of Thrones, para dirigir la batalla más allá del muro de Jon Snow contra los Caminantes Blancos en la séptima temporada, que le valió una nominación al Emmy.

Con su nueva película busca “destilar la esencia de los Sopranos”. The Many Saints of Newark, un regreso a sus raíces y a la vez una reconciliación con el acto de dirigir cine, se estrena el 23 de septiembre en Estados Unidos. En Latinoamérica tendremos que contentarnos con verla en HBO Max.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.