lunes, diciembre 5, 2022

Anya Taylor-Joy ya se ganó a Hollywood y no para de trabajar. A la actriz le llueven proyectos luego de sorprender con grandes interpretaciones, como la que entregó en La Bruja (The Witch, 2015), sin dudas un antes y un después en su carrera.

Sin embargo, ese papel también tuvo su costo. En una entrevista con Harper’s Bazaar reveló que tuvo que elegir entre el film de Robert Egger y un proyecto con la casa del ratón: “Recuerdo que fue el mismo día que me pidieron estar en un programa piloto de Disney Channel, y fue tan emocionante que me ofrecieran cualquier cosa que corrí por la casa como una loca. Pero solo tenía este sentimiento realmente bueno sobre La Bruja que me hizo querer renunciar a la experiencia de Disney por lo que me parecía desconocido, lo que me parecía sagrado”.

Me dio las piedras angulares de mi forma de trabajar ahora, que es esencialmente la idea de que no hay jerarquía en el set: trabajas duro, te mantienes al tanto de las tomas y no asumes que nadie más lo hará por ti. Tu título no se detiene en el de actor: eres un creativo en esta película, y así es como debes abordarla”, agregó.

¿Cuál serie de Disney Channel creen que era?

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.