miércoles, mayo 22, 2024

Repasamos los nombres y roles de algunos actores que llegaron al cine superheroico pero no lograron mantenerse dentro de él.

El universo superheroico cinematográfico no garantiza un trabajo tan estable como lo parece a simple vista. En las últimas décadas, debido al suceso de estas películas, los ejecutivos empezaron a tomar más recaudos en cuanto a sus estrellas (y sus realizadores) que, con el correr de las entregas y los cambios de dirección de las franquicias, no siempre logran “adaptarse” a las necesidades inmediatas de los estudios. Al final del día, vestir la capa y la capucha –o cualquier traje de spandex– no evitó que algunos de estos actores hayan sido reemplazados. 

Edward Norton – The Avengers 

Por aquel entonces, el MCU todavía estaba en pañales y buscaba la forma de entrelazar sus historias con vistas a la formación de Los Avengers. Nadie puede culpar a Edward Norton por querer probar el mundillo comiquero, pero una vez más, sus exigencias (y su relación con el equipo) lo alejaron de la franquicia, dejando que Mark Ruffalo ocupara el puesto de Bruce Banner a futuro. 

Tras el primer intento de Ang Lee, la gente de Universal Pictures (pre Disney) hizo borrón y cuenta nueva, estableciendo una nueva historia de origen para este antihéroe con un temperamento incontrolable. El contrato de Norton también lo incluía como guionista no acreditado y, según dicen, le daba cierta autoridad sobre el corte final de la cinta. 

Sus decisiones empezaron a chocar con las del estudio, y ahí fue cuando el actor se negó a participar de la promoción de Hulk: El Hombre Increíble (The Incredible Hulk, 2008) si no quedaba satisfecho con los resultados. 

Reemplazos Superheroicos: Edward Norton Hulk
Marvel Studios

Andrew Garfield – The Amazing Spider-Man 3

Después de la debacle del arácnido con Spider-Man 3 (2007) y la partida de Sam Raimi, la franquicia hizo borrón y cuenta nueva de la mano del director Marc Webb y el simpatiquísimo  Andrew Garfield. Después de dos películas y un éxito moderado, la Casa de las Ideas recuperó los derechos de su personaje más famoso y no perdió la oportunidad de colarlo en la siguiente entrega del MCU. 

Así, y sin previo aviso –tenía más películas pactadas–, Garfield perdió su trabajo superheroico y Tom Holland tomó la posta del vecino amigable. Con los famosos hackeos de Sony a finales de 2015, se dio a entender que el estudio, en realidad, lo despidió por el fracaso de la última entrega y por no haberse presentado a un evento en Brasil, donde se iba a anunciar la fecha de estreno de la trecuela. 

Terrence Howard – Iron Man 2 

Iron Man: El Hombre de Hierro (Iron Man, 2008) fue la punta de lanza del Universo Cinematográfico de Marvel, y un éxito arrollador para la gente de Paramount Pictures, estudio que arrancó con la franquicia antes de que pasara a manos de Disney. A Terrence Howard le tocó ponerse en la piel de James Rhodes, compinche de Tony y futuro War Machine, pero el actor no volvió para la secuela y fue reemplazado por Don Cheadle. ¿Por qué? Plata, como siempre. 

Parece que Terrence tenía contrato para hacer tres películas, con sustanciosos aumentos entre cada una de ellas. Tras el suceso de la primera, el estudio no creyó conveniente cumplir con lo pactado, y cuando Howard no quiso aceptar la ‘rebaja’, ahí entró Cheadle para tomar las sobras. Lo triste de todo esto: el aumento correspondiente para Howard fue a parar a los bolsillos de Robert Downey Jr., estrella a la cual no podían reemplazar. 

Reemplazos Superheroicos: Andrew Garfield Spider-Man
WB

Val Kilmer – Batman & Robin

En la década del noventa, Batman/Bruce Wayne cambió más rápido de intérprete que Tony Stark de traje. Tras la partida de Michael Keaton apareció Val Kilmer, y nos quejamos (bastante) sin anticipar la debacle que se venía de la mano de George Clooney. Parece que Kilmer sí quería conservar el trabajo, pero salió a renegociar su contrato con unas cuantas demandas encima. 

Primero, WB tenía que asegurarse que el rodaje de El Santo (The Saint, 1997) no interferiría con la agenda del encapotado. Segundo, desde el comienzo, a Val lo tildaron de ‘actor difícil’, de esos con los que nadie quiere trabajar. En busca de una gran historia, demandó que su amigo Robert Towne se hiciera cargo del guion en vez de Akiva Goldsman, la gota que rebalsó el vaso de los ejecutivos que, al grito de “cualquiera puede ser Batman”, se despidieron de Kilmer y convencieron a Clooney con un contrato millonario. 

Hugh Laurie – Superman Returns 

No, no es joda. Hugh Laurie estuvo a punto de convertirse en el Perry White de Superman Regresa (Superman Returns, 2006), pero el éxito que estaba disfrutando con Dr. House (House M.D., 2004-2012) lo alejó de esta oportunidad superheroica. 

Parece que Hugh llegó a filmar varias escenas de la película de Bryan Singer, aunque los problemas de agenda con el show televisivo de Fox lo obligaron a renunciar, ya que no podía cumplir con los compromisos del rodaje que se llevó a cabo en Australia. El siempre genial Frank Langella ocupó su lugar en la cinta y el resto, como dicen, es historia. 

Marvel, Star Wars y todos los clásicos de tu infancia te esperan en un solo lugar. ¡Suscribite ahora Disney Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.