lunes, junio 17, 2024

Repasamos algunos grandes cortometrajes realizados por realizadores de renombre, con la excusa del estreno de dos increíbles producciones del mismo formato.

En el transcurso de una semana, desde las salas de cine y el catálogo de Netflix, pudimos disfrutar de los nuevos estrenos de Pedro Almodóvar y Wes Anderson. Lo extraño de todo esto es que no se tratan de largometrajes, sino pequeñas historias que dicen mucho en apenas pocos minutos. 

Strange Way of Life
Sony Pictures

Por un lado, Extraña Forma de Vida (Strange Way of Life), un western disruptivo protagonizado por Pedro Pascal y Ethan Hawke, centrado en el reencuentro de dos viejos conocidos que no se dejan influenciar por su pasado. Por el otro, Anderson y su peculiar visión del mundo de Roald Dahl, a través de la adaptación –y escenificación– de cuatro de sus cuentos cortos: La Maravillosa Historia de Henry Sugar (The Wonderful Story of Henry Sugar), El Cisne (The Swan), El Desratizador (The Ratcatcher) y Veneno (Poison), todos disponibles para ver en la plataforma de streaming. 

Pedro y Wes no son los únicos nombres de peso en experimentar el formato corto. Muchos realizadores comenzaron su carrera de la mano de pequeñas historias, las cuales, con el tiempo y el reconocimiento, se convirtieron en películas celebradas y, muchas veces, galardonadas.   

Whiplash (2013)

Antes de convertirse en su oscarizada segunda película, Damien Chazelle decidió plasmar la historia del profesor abusivo y el alumno dedicado en un cortometraje de apenas 18 minutos, ganador del Festival de Cine de Sundance. La esencia del drama jazzístico ya se vislumbra en esta pequeña historia, donde un apasionado estudiante de batería pone en juego todas sus habilidades para ganarse la aprobación del instructor estricto del conservatorio de Nueva York al que asiste, acá también personificado por el genial J.K. Simmons. En esta versión, Johnny Simmons se pone en la piel de Andrew Neiman, papel que interpreta Miles Teller en la película. 

Alive in Joburg (2005)

Bastaron solo seis minutos para que el sudafricano Neill Blomkamp conquistara el corazón de Peter Jackson con esta historia distópica que explora las consecuencias del apartheid a través de una invasión alienígena y el destino de los refugiados extraterrestres. Después de ver este ‘falso documental’, Jackson se convirtió en productor de Sector 9 (District 9, 2009), el drama sci-fi que expande estas ideas para convertirse en el debut cinematográfico de Blomkamp. Sharlto Copley y Jason Cope protagonizan el cortometraje y repiten en la película, que nos transporta a la Johannesburgo del año 2010, donde los visitantes viven hacinados en el mencionado distrito, tras 28 años de su llegada a la Tierra. 

ESTRENOS: ¿QUÉ VER EL FIN DE SEMANA?

Electronic Labyrinth THX 1138 4EB (1967)

Cuando todavía era un estudiante prometedor de la Universidad del Sur de California, George Lucas concibió este cortometraje de 15 minutos, influenciado por las novelas de George Orwell y Yevgeni Zamiatin. Cuatro años después, se convertiría en su primera película, una oscura historia distópica de ciencia ficción ambientada en una controlada sociedad subterránea, donde la economía es la base que lo mueve todo y las emociones son un obstáculo que debe ser erradicado y, en su defecto, también castigado. 

Within the Woods (1978

Bruce Campbell (por supuesto) se pone al frente de esta ‘precuela’ de Diabólico (The Evil Dead, 1981), el terrorífico debut de Sam Raimi. La historia, resumida en unos 30 minutos, se centra en cuatro amigos, estudiantes universitarios, que deciden pasar un fin de semana en una remota cabaña en los bosques de Tennessee. Sin darse cuenta, el joven Bruce profana un cementerio indio, acción que lo convierte en un zombie dispuesto a masacrar a sus compañeros. Cuenta la leyenda que el rodaje fue bastante peligroso. Campbell casi es atropellado por la moto que Raimi manejaba a toda velocidad para grabar una de las escenas. El grito de Bruce (muy real) quedó plasmado en el corto. 

La Jetée (1962)

https://www.youtube.com/watch?v=bmmcSnUSySg

Un hombre es obligado a explorar sus recuerdos tras la devastación que deja la Tercera Guerra Mundial, contada a través de imágenes fijas que nos pasean por el pasado, el presente y el futuro. Este cortometraje experimental, dirigido por Chris Marker, fue la inspiración de David y Janet Peoples para escribir el guión de 12 Monos (Twelve Monkeys, 1995). No es una adaptación  per se, pero hay mucho de Marker en la visión futurista de Terry Gilliam, que aprovecha los viajes temporales para examinar la decadencia de la civilización moderna, la locura y la naturaleza subjetiva de la memoria.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.