martes, marzo 5, 2024

No hay porqué mentir, crecer duele, pero en el cine podemos encontrar historias que nos acompañen en ese difícil proceso.

Las películas de adolescentes (y para adolescentes) proliferaron a partir de la década del cincuenta, cuando los jóvenes de Occidente comenzaron a gastar sus ahorros en el área del entretenimiento. 

El auge del consumismo de los años ochenta vio nacer infinidad de estos relatos marcados por una pseudo rebeldía, la inseguridad, la angustia y la alienación en un entorno más naïve, donde todavía queda lugar para el romance, la amistad y la aventura. 

Después llegaría la apatía y la insatisfacción de los años noventa, pero el subgénero de la coming of age siguió evolucionando hasta nuestros días, con narrativas más diversas e inclusivas, aunque igual de inquisitivas cuando se trata de un tema tan delicado como es crecer. Cuesta elegir, pero nos decidimos por estos cinco títulos indispensables. 

Cuenta Conmigo (Stand by Me, 1986)

Cuatro amigos salen de excursión durante un fin de semana largo, con la esperanza de hallar el cuerpo sin vida de un chico desaparecido; pero, sin darse cuenta, se encuentran con aventuras, sus diferencias y similitudes y, sobre todo, con el sentido de la verdadera amistad, lo único que les debería importar a esta altura de sus vidas. 

Rob Reiner dirige la que, tal vez, es una de las mejores adaptaciones de Stephen King, El Cuerpo (The Body, 1982): el humilde viaje iniciático de cuatro muchachitos de una pequeña ciudad de Oregón, a finales de la década del cincuenta. Grandes actuaciones juveniles, una genial banda sonora y una historia sencilla que no hay que dejar de ver, aunque uno ya esté bastante crecidito.

Crecer duele: Stand by Me
Columbia Pictures

Luz de Luna (Moonlight, 2016) 

A la luz de la luna todos somos iguales”, reza la ganadora del Oscar dirigida por Barry Jenkins. Este drama se centra en la vida de Chiron, un pequeñito afroamericano al que le toca crecer en los barrios más marginados de Miami. 

El director recorre tres etapas fundamentales de su personaje, desde la niñez hasta la adultez, tocando temas como el abandono, la falta de una figura paterna, el bullying, el despertar sexual y un montón de conflictos que van dando forma al carácter de este jovencito que solo intenta pasar desapercibido y sobrevivir en un mundo bastante desfavorable. 

Lady Bird (2017)

Greta Gerwig debuta tras las cámaras en solitario y escribe esta dramedia cargada de buenas intenciones y espíritu independiente, centrada en la joven Christine ‘Lady Bird’ McPherson (Saoirse Ronan): adolescente que transita su último año escolar e intenta buscar universidad lo más alejado posible de la tediosa Sacramento. 

Una coming of age autorreferencial con la que cualquiera puede identificarse, donde los anhelos de juventud, la rebeldía ante el sistema, el despertar sexual y, sobre todo, la tensa relación con su mamá (Laurie Metcalf), marcan el ritmo de la historia y de la atribulada vida de esta adolescente a principios de los dos mil. 

Crecer Duele: Lady Bird
A24

Los Dueños de la Calle (Boyz n the Hood, 1991)

El debut como director de John Singleton es un retrato de los problemas sociales y la vida criminal del área pobre del centro de Los Ángeles, donde tres amigos (Cuba Gooding Jr., Ice Cube y Morris Chestnut ) afrontan su futuro de manera muy diferente. 

Está el atleta que busca ganar una beca estudiantil y escapar de las miserias del barrio; el pibe que sucumbe a la violencia y a los vicios del entorno, pero mantiene su honor y espíritu intactos; y el que gracias a la estricta educación de su padre, siempre encuentra la forma de hacer las cosas de forma correcta y de responsabilizarse por sus actos.

Llámame por Tu Nombre (Call me by Your Name, 2017)

Luca Guadagnino se junta con el guionista James Ivory para adaptar la novela homónima de André Aciman. El resultado es un drama romántico, ambientado en la década del ochenta, centrado en Elio Perlman (Timothée Chalamet), un jovencito de 17 años que vive en la casona de sus padres en la riviera italiana. 

Con la llegada de Oliver (Armie Hammer), académico de 24, pronto se desarrolla una apasionada relación que amenaza con terminar junto con el verano. El despertar sexual, la fascinación, las obsesiones y el deseo tratan de encontrar un poco de intimidad, mientras las semanas de romance van llegando a su fin y aparecen las primeras desilusiones amorosas.

Marvel, Star Wars y todos los clásicos de tu infancia te esperan en un solo lugar. ¡Suscribite ahora Disney Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.