lunes, enero 17, 2022

Tras convertirse en un éxito literario entre los jóvenes adultos, en 2009 Crepúsculo (Twilight) llegó a los cines de la mano de la directora  Catherine Hardwicke y, con Kristen Stewart y Robert Pattinson listos para interpretar a Bella y Edward para llevar su historia de amor de las páginas a la pantalla.

La saga cinematográfica llegó a su fin en 2012 con la segunda parte del cuarto libro, Amanecer. Y aunque hay varias cosas que las películas no incluyeron de los libros, se podría decir que son adaptaciones medianamente fidedignas, o al menos mantienen la esencia de la historia contada por Stephenie Meyer. Pero parece ser que esos no siempre fueron los planes.

Durante su participación en el podcast The Big Hit Show (vía toofab), Mark Lord, quien fue uno de los que trabajó en los primeros borradores de la primera película de la saga, reveló que MTV y Paramount le habían pedido una gran cantidad de cambios para atraer audiencias diferentes, con Bella matando vampiros con una escopeta. Hardwick, por su parte, respondió más tarde que se deshizo del guión de Lord junto con otros cuatro, rechazando esas ideas para elegir la historia de Melissa Rosenberg.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Redactora. Sin Superhéroes y sin Los Simpson, pierde la cabeza. Serie de cabecera: Friends. Peli que miró más veces: Volver al Futuro II. @MacaReynolds en Twitter e Instagram.