miércoles, junio 29, 2022

Aunque todavía faltan unas semanas para que el rey vuelva a cobrar vida en la pantalla grande de la mano de Austin Butler y Baz Luhrmann, algunos ya pudieron disfrutar de Elvis, la esperada biopic de uno de los cantantes más populares de todos los tiempos. Y esto es lo que están diciendo:

Owen Gleiberman, Variety: “Elvis de Baz Luhrmann es un sueño febril de 2 horas y 39 minutos efervescente, delirante, traviesamente energizado y observable compulsivamente: un molinete brillante de una película que convierte la saga de Elvis que todos llevamos en nuestras cabezas en una espléndida puesta en escena. Película biográfica como ópera pop. Luhrmann, quien hizo esa obra maestra de deslumbramiento romántico pesimista Moulin Rouge (y en 20 años nunca se ha acercado a igualarlo), no está interesado en dirigir una biografía convencional de Elvis. ¿Y quién querría que lo hiciera? Luhrmann filma las obras, saltando de un punto alto a otro, recortando cualquier cosa demasiado prosaica (toda la década de Elvis de producir musicales de Hollywood insípidos pasa como un relámpago en un abrir y cerrar de ojos). Se conecta con el Elvis de nuestros sueños, quemándonos con el calor del mundo del espectáculo del rey y girando su música, y cómo se arraigó en el genio de las formas musicales negras, como un maestro de mezclas a través del tiempo”.

David Ehrlich, IndieWire: “La sobrecarga sensorial de Luhrmann ha dado como resultado algunos de los momentos más electrizantes del cine moderno, desde la secuencia de la pecera en Romeo + Juliet hasta el popurrí de elefantes en Moulin Rouge. y esa fantástica secuencia de fiesta en El gran Gatsby, pero la energía hiper romántica de esas películas ayudó a entrelazar el presente con el pasado de una manera que hizo que ambos se sintieran más vivos. Elvis no descubre tal propósito. Encuentra tan pocas razones para que la vida de Presley sea el material de una película de Baz Luhrmann que la ecuación finalmente se invierte, dejándonos con una película de Elvis Presley sobre Baz Luhrmann. Ambos se merecen algo mejor”.

Jim Vejvoda, IGN: “El Elvis de Baz Luhrmann es una crónica vertiginosa y a veces hasta sobrecogedora del ícono del rock. Austin Butler es estelar como Elvis, dándolo todo en cada escena; en verdad, aquí nace una estrella. Tom Hanks juega hábilmente contra el tipo como el manipulador y codicioso Coronel Parker, un mercachifle que tuvo la suerte de ser el gerente de lo que vio como el mayor espectáculo de monstruos de carnaval de todos los tiempos. Si bien el elenco de apoyo no tiene tantas dimensiones como podría haber tenido, por ejemplo, en una miniserie de televisión, Luhrmann cuenta la historia de Presley en una gran escala adecuada solo para la pantalla grande, brindando una vorágine épica pero íntima de emociones, música, ideas y ojos dulces. El ritmo sin aliento de la película puede corresponder al estilo de vida febril de una estrella de rock, pero también puede acelerar los momentos necesarios de reflexión dramática. Elvis de Baz Luhrmann es un viaje salvaje claramente hecho con un gran amor por su tema, y ​​ese entusiasmo por capturar la humanidad de Presley, tanto por parte de su director como de su estrella, supera los excesos y las deficiencias de la película al final”. 

Peter Bradshaw, TheGuardian: “No es tanto una película como un tráiler de 159 minutos de una película llamada Elvis: un montaje implacable, frenéticamente llamativo, épico y sin embargo insignificante al mismo tiempo, sin variación de ritmo. Al final de todo, es posible que te encuentres reflexionando sobre las preguntas eternas: ¿qué piensa Luhrmann de la música de Elvis? ¿Él, por ejemplo, prefiere algunas canciones de Elvis a otras? ¿Ha escuchado alguna de las canciones de Elvis hasta el final? ¿O cierra Spotify después de 20 segundos una vez que cree que tiene la esencia? Estos problemas surgen debido al enfoque extrañamente poco curioso de la música de Presley y su vida, que presenta una actuación competente pero no especialmente inspirada de Austin Butler como el mismísimo Rey que mueve la pelvis y trastorna a la juventud estadounidense”.

Joshua Rothkopf, EW: “Para un cineasta a veces criticado por rozar la superficie, Luhrmann usa el material para profundizar tanto como lo hace ancho. A veces, Elvis se siente como una película perdida de Oliver Stone de su atrevido apogeo de la década de 1990: una exploración a gran escala de los apetitos libertinos estadounidenses. Oportunamente, los años de Las Vegas se aflojan un poco, los televisores reciben balas y las píldoras se persiguen. Aún así, Luhrmann deja espacio para la paranoia nixoniana, especialmente en una conversación en voz baja con su ex esposa Priscilla (Olivia DeJonge). «Nunca hice una película clásica de la que pudiera estar orgulloso», le dice Elvis, un fanático de James Dean. Los fanáticos de Blue Hawaii se estremecerán, pero algo igualmente raro sucedió: un retrato de un hombre serio atrapado en una vida poco seria”.

Clarisse Loughrey, TheIndependent: “Si bien no encontrará tanta verdad en la dramatización de su vida de la cuna a la tumba de Baz Luhrmann, el cineasta australiano ha entregado algo mucho más convincente: un cuento de hadas estadounidense”.

David Rooney, THR: “Si la escritura rara vez está a la altura del asombroso impacto visual, la afinidad que siente el director por su protagonista es contagiosa y agotadora. El gusto de Luhrmann por el espectáculo poperático es evidente en todo momento, dando como resultado una película que se regocija tanto en los momentos de alto melodrama como en el artificio teatral y la actuación vigorosamente entretenida. En cuanto a la gran pregunta de si Butler podría lograr hacerse pasar por uno de los íconos más indelebles en la historia de la cultura pop estadounidense, la respuesta es un sí rotundo. Sus movimientos escénicos son sexys e hipnóticos, su melancólica cualidad perdida de niño de mamá es deslumbrante y captura la trágica paradoja de una historia de éxito fenomenal que se aferra tenazmente al Sueño Americano incluso cuando se sigue desmoronando en sus manos”.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Redactora. Sin Superhéroes y sin Los Simpson, pierde la cabeza. Serie de cabecera: Friends. Peli que miró más veces: Volver al Futuro II. @MacaReynolds en Twitter e Instagram.