lunes, junio 24, 2024

Los lectores de La Cosa saben que, en el fondo, somos unos detectives frustrados (¿?). Amamos las historias que se cuentan en la pantalla, pero también esas “leyendas urbanas” que se esconden detrás de las bambalinas, dignas de investigar.

Rumores, supuestas maldiciones y habladurías varias que –como buenos seres racionales– sabemos que no son ciertas… pero quienes somos nosotros para desmentir o negar estas terribles ‘coincidencias’ que adquirieron carácter de mito a través de las décadas y las generaciones que las mantuvieron vivas. 

POLTERGEIST (1982)

Si existe una película que ha generado todo tipo de leyendas urbanas a su alrededor, sin dudas es Poltergeist y su supuesta maldición; tanto así que ya perdimos la cuenta de todos esos participantes de la saga que fallecieron en “misteriosas circunstancias”.

No podemos asegurar (ni negar) que sea obra de espíritus malignos, pero tanta mala leche nos hace sospechar: Dominique Dunne (la hija adolescente) murió a manos de un ex novio violento; Julian Beck falleció a raíz de un cáncer de estómago; Will Sampson estiró la pata tras las complicaciones de una operación del corazón; la joven Heather O’Rourke falleció repentinamente a los 12 años tras una infección intestinal… y nosotros nos abrazamos a una pata de conejo por el simple hecho de haber visto las películas una infinidad de veces.

Mitomanía: 5 leyendas urbanas de la pantalla grande
20th Century Studios

LA PROFECÍA (THE OMEN, 1976)

Empecemos por el hecho de que al equipo de esta gran obra del horror le pasó de todo. El rodaje estuvo marcado por varios sucesos inexplicables y personas que fallecieron en extrañas circunstancias… Y esto lo aseguró el propio director Richard Donner. Tanto su avión, como en el que viajaba Gregory Peck, fueron alcanzados por un rayo antes de llegar al Reino Unido; además de que el actor se salvó de un atentado provocado por un grupo terrorista, tras haber cancelado la reservación en su restaurante favorito de Londres. La peor parte se la llevó el especialista en efectos especiales John Richardson, responsable de coordinar la decapitación que aparece en el film. Durante la postproducción perdió a su novia en condiciones muy parecidas durante un terrible accidente, lo que demuestra que hay que meterse con el Anticristo.

EL OSCAR DE LA TÍA MAY

No todos los mitos urbanos están relacionados con muertes extrañas y maldiciones; los Oscar también tienen lo suyo. La entrega de las estatuillas doradas siempre genera alguna controversia, pero la de Marisa Tomei, sin duda, quedó en los anales. Dicen las malas lenguas (dudosas del talento de la actriz) que Jack Palance ya chocheaba y se confundió al leer el nombre de la ganadora a Mejor Actriz de Reparto en la ceremonia de 1993.

Teniendo en cuenta a las otras nominadas –Judy Davis, Joan Plowright, Vanessa Redgrave y Miranda Richardson– y cierta norma que dice que no se puede rectificar el error una vez que se anuncia al ganador, podríamos darle la razón al imaginario popular, pero la Academia salió a aclarar que de haberse producido un desliz, los notarios hubiesen intervenido inmediatamente. ¿Se acuerdan del “Envelopegate” y La La Land?

Mitomanía: 5 leyendas urbanas de la pantalla grande
Warner Bros. Pictures

LA MALDICIÓN DEL DRAGÓN

Mucho se dijo de la supuesta “maldición” que pende sobre los Lee, la que afecta a todos los hombres de la familia, provocando su muerte prematura. Todos conocemos la suerte que corrió Brandon durante el rodaje de El Cuervo (The Crow, 1994), pero también se especula que la escena real donde es alcanzado por la bala que lo mató, terminó formando parte del corte final de la cinta, lo que la elevaría inmediatamente a la categoría de ‘snuff movie’.

Claro que esto no está chequeado, aunque al morbo le gusta creer que es verdad. Más extraño aún es el destino de su progenitor, el gran Bruce, cuyo deceso todavía sigue siendo un misterio y muchos se lo atribuyen (además de a la maldición) a la mafia, a un pacto con un demonio, a un ninja asesino enviado por una sociedad secreta de maestros de artes marciales o, lo más aburrido, a una reacción alérgica o enfermedad que no fue detectada  a tiempo. 

ELEMENTAL EMOCIONA CON SUS PRIMERAS REACCIONES

HOLOCAUSTO CANÍBAL (CANNIBAL HOLOCAUST, 1980)

Se dice por ahí que muchas de las muertes de este clásico de culto del horror son reales y que el mismísimo director Ruggero Deodato no dudó en sacrificar a varios de sus actores protagonistas a manos de una tribu caníbal del Amazonas, todo en pos de la veracidad artística (¿?).

El elenco había firmado un contrato que les exigía desaparecer durante un año después del rodaje para mantener esta ilusión, un chiste que casi manda al director a la cárcel de por vida. Pero el rumor tiene parte de verdad, aunque no fueron los intérpretes los que perecieron durante la filmación, sino varios animalitos. Este suceso generó más de una controversia entre los defensores de la naturaleza, llegando incluso a detener al realizador por promover la crueldad hacia los bichos que no le hicieron ningún mal a nadie.

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.