jueves, julio 25, 2024

Shinichi Chiba, conocido internacionalmente como Sonny Chiba, murió hoy a los 82 años por una neumonía ocasionada por el virus COVID-19. El actor japonés había contraído el virus a mediados de julio y fue hospitalizado el 8 de agosto en Kimitsu, la ciudad donde creció y donde finalmente falleció en la madrugada del jueves.

Chiba (de nombre real Sadaho Maeda) nació en 1939. Fue un deportista destacado en la escuela secundaria, con un potencial olímpico truncado por una lesión en su espalda. Para recuperarse empezó a estudiar karate con el renombrado maestro coreano Mas Oyama. En 1959 Chiba participó de la búsqueda de talentos Toei New Face y se convirtió en actor de series de superhéroes japoneses tipo “tokusatsu”, lo que fue su puerta de entrada al cine de yakuzas y artes marciales.

En su juventud, Chiba trabajó con Kinji Fukasaku, el creador del cine moderno de yakuzas.

Su salto internacional a la fama fue en 1974 con The Street Fighter (Gekitotsu! Satsujin Ken), una película de artes marciales dirigida por Shigehiro Ozawa, que en su versión doblada fue uno de los primeros éxitos de la distribuidora New Line. En comparación con las casi familiares películas de Bruce Lee, The Street Fighter era salvajemente violenta, incluyendo un famoso plano que usa rayos X para mostrar el efecto devastador de un golpe y que fue la inspiración de mil películas de terror y juegos como Mortal Kombat.

Fuera de la pantalla, Chiba fue un incansable luchador por mejorar la calidad del cine de artes marciales. En los setentas fundó el Japan Action Club, una agencia que buscaba entrenar nuevos talentos para el tokusatsu y otros géneros. Varios actores de todo el mundo aprendieron de los métodos de Chiba, y la organización sigue existiendo hoy como Japan Action Enterprise

The Street Fighter tuvo dos secuelas y gracias a su éxito el afable Chiba se volvió una figura de culto, participando de más de un centenar de películas de clase “B” en Japón y el resto del mundo.

En el nuevo siglo su fan número uno Quentin Tarantino lo convocó para interpretar al artesano de las katanas Hattori Hanzo en Kill Bill, Volumen 1 (2003) y su carrera tuvo un breve renacimiento con apariciones en Rápido y Furioso: Reto Tokio (2006), la comedia negra Sushi Girl (2012) y la película de yakuzas Deadly Outlaw: Rekka (2004).

Chiba era un invitado usual de los extraños programas japoneses de entretenimiento.

Chiba nunca se retiró oficialmente. Su última película, Bond of Justice: Kizuna se terminó de filmar en 2019 y se estrenará de forma póstuma. La leyenda de Chiba continua con un verdadero clan de actores: sus hijos Gordon Maeda (Tokyo Revengers) y Mackenyu Arata, que la rompe como el villano de la última Rurouni Kenshin.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.