martes, marzo 5, 2024

Las omisiones son algo más que habitual en la temporada de premios, y particularmente en los Oscar, que han dejado de lado a grandes estrellas.

Mientras nos preparamos para una nueva entrega de los Premios de la Academia, seguimos repasando algunas de esas “injusticias” cometidas por los votantes de la Academia de Artes y Ciencias de Hollywood, a lo largo de sus 96 años de historia. Sabemos que es imposible dejar a todos contentos y repartir estatuillas a diestra y siniestra, aunque hay varias omisiones que llaman la atención, como las ignoradas actrices de esta lista. 

Sí, un par de ellas todavía tienen chances de ganar un hombrecito dorado –aunque sea honorífico al final de su carrera–, pero también hay luminarias indiscutibles del séptimo arte que, sabemos, nunca necesitaron de un Oscar para convertirse en leyendas.   

GRETA GARBO

Este enigmático ícono de la pantalla grande comenzó su ascendente carrera un siglo atrás (en la década del veinte) y logró una transición más que exitosa del cine mudo al sonoro. Los años treinta la coronaron como diva, pero a pesar de los halagos de la crítica y las nominaciones a los premios, pronto se la etiquetó como “veneno para la taquilla”. 

Tras el fracaso de Otra Vez Mío (Two-Faced Woman, 1941) de George Cukor, la Garbo decidió retirarse profesionalmente: con tan solo 35 años, 28 películas en su haber y tres nominaciones como Mejor Actriz Principal por Romance (1930), Anna Christie (1930) y Ninotchka (1939). Poco propensa a jugar con las reglas de Hollywood, a las apariciones públicas y los eventos sociales, tampoco se dignó a ir a recoger su Oscar honorario en 1955.

Oscar: Greta Garbo - Ninotchka
MGM

AMY ADAMS

Con poco más de veinte años de carrera, y toda una vida por delante, Adams se convirtió en una de las pocas actrices jóvenes que logró aspirar a cinco nominaciones al Oscar en menos de una década… y siguió sumando. 

Desde el año 2006, Amy juntó cinco menciones como actriz de reparto –Junebug (2005), La Duda (Doubt, 2008), El Ganador (The Fighter, 2010), The Master  (2012) y El Vicepresidente (Vice, 2018) – y una como protagonista por Escándalo Americano (American Hustle, 2013). 

Pero acá, el verdadero ‘escándalo’, es que durante 2016 la actriz se despachó con dos interpretaciones increíbles en Animales Nocturnos (Nocturnal Animals) y La Llegada (Arrival) y, así y todo, quedó afuera de las cinco nominadas. 

DEBORAH KERR 

La escocesa Deborah Kerr fue uno de los rostros más reconocidos de la Era Dorada del cine, una intérprete carismática que supo abordar todos los géneros y romper algunos estereotipos femeninos –y hasta su propia imagen virginal– con, por ejemplo, De Aquí a la Eternidad (From Here to Eternity, 1953), por la que recibió su segunda nominación al Oscar como Mejor Actriz Principal. 

En total, fueron seis las ocasiones en las que aspiró a la estatuilla, todas en la misma categoría: Edward, mi Hijo (Edward, My Son, 1949), El Rey y Yo (The King and I, 1956), Heaven Knows, Mr Allison (1957), Mesas Separadas (Separate Tables, 1958) y Tres Vidas Errantes (The Sundowners, 1960). Como tantos otros íconos del séptimo arte, su premio consuelo (y honorario) llegó en 1994. 

Oscar: Glenn Close- The Wife
Anonymous Content

GLENN CLOSE

Glenn Close estaba destinada a convertirse en una de las mejores (y más galardonadas) actrices de la década del ochenta. Durante aquellos años dorados, Glenn recibió cinco nominaciones: tres como Mejor Actriz de Reparto y otras dos como protagonista, gracias a sus intensas interpretaciones en Atracción Fatal (Fatal Attraction, 1987) y Relaciones Peligrosas (Dangerous Liaisons, 1988).

 Close nunca abandonó la pantalla grande, pero encontró en la TV y los escenarios de Broadway el reconocimiento que la Academia siempre le negó. Sus repisas están adornadas con varios Emmys y Tonys, aunque el hombrecito dorado se le sigue escapando de las manos. 

Su séptima nominación llegó en 2018 con La Esposa (The Wife), un premio que parecía casi seguro… hasta que Frances McDormand y Sam Rockwell anunciaron el nombre de Olivia Colman por La Favorita (The Favourite, 2018). Tampoco hubo revancha con Hillbilly, una Elegía Rural (Hillbilly Elegy, 2020). Y sí, lo de ella es un récord bastante triste.  

OSCAR 2024: ¿ES OPPENHEIMER LA PELÍCULA A VENCER?

JUDY GARLAND 

En 2020, Renée Zellweger se llevó a casa su segundo Oscar gracias a la personificación de Garland en Judy (2019). Curiosamente, la estrella de El Mago de Oz (The Wizard of Oz, 1939) nunca ganó un premio en competencia, aunque fue distinguida con uno especial en 1940, por su performance juvenil. 

Judy, una artista súper completa y todo un ícono del Hollywood más clásico, apenas estuvo nominada en dos ocasiones: Mejor Actriz Principal por Nace una Estrella (A Star Is Born, 1954) y mejor Actriz de Reparto por Juicio en Nuremberg (Judgment at Nuremberg, 1961), uno de sus últimos trabajos. ¿Podemos decir que hubo un poquito de revancha con el triunfo de Liza Minnelli en 1973 por Cabaret?

Las series más aclamadas, las películas más esperadas, deportes en vivo y más, todo en un solo lugar.¡Suscribite ahora Star Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.