martes, marzo 5, 2024

Se acerca una nueva entrega de los Oscars, y nos preparamos repasando su historia, y recordando a estrellas que se negaron a aceptarlo.

Es difícil encontrar a una estrella de Hollywood que no quiera subirse a un escenario para recibir un galardón, mucho menos si se trata de la estatuilla dorada más codiciada. Por supuesto, siempre hay excepciones, como algunos de los actores, actrices, directores y guionistas que decidieron rechazar el premio mayor de la Academia debido a sus fuertes convicciones… o, simplemente, se quedaron en sus casas y dejaron que alguien más dé el discurso de agradecimiento.    

Marlon Brando – Oscar a Mejor Actor Principal por El Padrino 

Brando ya tenía una estatuilla ganada por Nido de Ratas (On the Waterfront, 1954) y muchos esperaban volver a verlo triunfante sobre el escenario, casi dos décadas después. Como era de esperarse, Marlon ganó su segundo Oscar por interpretar a Vito Corleone en El Padrino (The Godfather, 1972), premio que rechazó sin ningún miramiento. 

El actor avisó de antemano que no iba a participar de la ceremonia y que en su representación iría la activista pro derechos de los nativos americanos y aspirante a actriz Sacheen Littlefeather (Pequeña Pluma). Lo que nadie se esperaba era el desaire y el discurso de la chica, donde citaba sus razones: 

“Cuando fui nominado por El Padrino me pareció absurdo ir a la ceremonia. Resultaba grotesco festejar a una industria que había difamado y desfigurado sistemáticamente a los indígenas norteamericanos a lo largo de seis décadas, mientras en aquel momento doscientos nativos americanos se hallaban sitiados en Wounded Knee”.

Oscars Historia - Peter O'Toole
The Academy

Peter O’Toole – Oscar Honorario en 2003 

Peter O’Toole ya tenía acumuladas siete nominaciones y cero estatuillas a lo largo de su carrera, la última en 1983. Por eso, la Academia decidió remediar tamaña injusticia otorgándole un Oscar Honorario en el año 2003. A los 70 años, el actor inglés rechazó agradecido el ofrecimiento dejando atónitos a los votantes, ya que sintió que le estaban otorgando una “jubilación prematura” y los invitó a repetir el ofrecimiento para cuando cumpliera los 80. 

La Academia siguió insistiendo y terminó por convencerlo. Ese mismo año, O’Toole recibió una ovación de pie al recoger el galardón y aseguró sobre el escenario que todavía tenía muchos papeles por delante. Así fue. Volvió a ser nominado por Venus (2006), pero su única estatuilla sigue siendo la que casi se le escapa de las manos.

John Gielgud – Oscar a Mejor Actor de Reparto por Arthur

Sir Arthur John Gielgud fue un hombre de teatro que, seamos sinceros, no disfrutaba tanto de su paso por la pantalla grande, más allá de algunas excepciones. Arthur, el Millonario Seductor (Arthur, 1981) le dio su segunda nominación al Oscar y su primer galardón como Mejor Actor Secundario interpretando a Hobson, el mayordomo de Dudley Moore. 

Gielgud había rechazado el papel dos veces antes de aceptar el trabajo, y como no le daba ninguna importancia a las entregas de premios, el Sir evitó la ceremonia y dejó que Carol Burnett y Joel Grey recogieran la estatuilla en su honor: 

“Realmente detesto las tontas felicitaciones mutuas y las odiosas comparaciones que evocan”, supo decir, y nunca más lo invitaron a una fiesta en Hollywood. 

Oscars Historia - George C. Scott
20th Century Fox

George C. Scott – Oscar a Mejor Actor Principal por Patton

El desplante de Scott es uno de los más famosos de la historia. En 1971, el drama bélico de Franklin J. Schaffner se alzó con siete estatuillas, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor Principal para George, quien rechazó el premio y la nominación porque se negaba rotundamente a competir contra sus colegas. 

El productor Frank McCarthy aceptó el galardón en su honor durante la ceremonia, pero lo devolvió a la Academia al día siguiente, respetando los deseos del actor. Scott ya había rechazado su nominación anterior por El Audaz (The Hustler, 1961), donde competía con su compañero de elenco Jackie Gleason.  

Dudley Nichols – Oscar a Mejor Guion por El Delator

Renombrado guionista y director que brilló en las décadas del treinta y cuarenta, Dudley Nichols es responsable de clásicos como La Adorable Revoltosa (Bringing Up Baby, 1938) y La Diligencia (Stagecoach, 1939), pero obtuvo su primera nominación, y único galardón, gracias a El Delator (The Informer, 1935): un drama criminal bastante oscurito. 

Nichols se rehusó a aceptar su premio debido al antagonismo que existía entre varios gremios de la industria y la Academia sobre asuntos sindicales. Así, sentó un precedente y se convirtió en la primera persona que rechazó un Oscar. Todo medio raro, ya que en los registros de AMPAAS figura que, para el año 1949,  Dudley tenía una estatuilla en la repisa de su casa.

Las series más aclamadas, las películas más esperadas, deportes en vivo y más, todo en un solo lugar.

¡Suscribite ahora Star Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.