martes, abril 23, 2024

No tenemos una respuesta clara para la pregunta del título, pero sabemos que la música y el séptimo arte siempre fueron de la mano, incluso, desde antes de la aparición del cine sonoro cuando las películas se acompañaban con melodías en vivo.

Muchas de las grandes historias de la pantalla grande guardan una estrecha relación con varias de las composiciones más celebradas de la historia, aunque algunos de estos temitas ya se convirtieron en clichés caminantes. Amamos estas canciones, pero ¿no están un poquito cansados de escucharlas en infinidad de películas?

Jimi Hendrix – “All Along the Watchtower” (1967)

Sí, sabemos que es un tema original de Bob Dylan que puede escucharse, por ejemplo, en la banda sonora de la oscarizada Belleza Americana (American Beauty, 1999); pero es la versión de Hendrix la que más copó las pantallas gracias a docenas de proyectos, incluyendo Una Luz en el Infierno (A Bronx Tale, 1993), Forrest Gump (1994), Watchmen: Los Vigilantes (Watchmen, 2009) y Rush: Pasión y Gloria (Rush, 2013), como para nombrar algunos. 

Bee Gees – “Stayin’ Alive” (1977)

El clásico de los hermanos Gibb siempre va a estar asociado a los pasitos de Tony Manero (John Travolta) en Fiebre de Sábado por la Noche (Saturday Night Fever, 1977). Desde entonces, el tema de apertura de la película de John Badham trascendió la cultura pop, engalanando otras historias como Asesino Virtual (Virtuosity, 1995), Dos Viejos más Gruñones (Grumpier Old Men, 1995), El Triunfo de los Nerds (A Night at the Roxbury, 1998) y la animada Madagascar (2005).

O Fortuna / “Carmina Burana”

Cuando en 1935, el compositor alemán Carl Orff le puso musiquita a “O Fortuna” –poema medieval del siglo XIII– convirtiéndolo en la cantata “Carmina Burana”, seguramente jamás imaginó que estaba creando un ‘monstruo’ cinematográfico. ¿Querés drama, tensión o épica a raudales? Metele este temón a tu película y todo resuelto: Excalibur (1981), The Doors (1991), Matrix Revoluciones (The Matrix Revolutions, 2003), 300 (2007) y un larguísimo etcétera la acomodan en su banda sonora. 

The Rolling Stones – “Gimme Shelter” (1969)

Si pensamos en los años sesenta, la guerra de Vietnam y sus consecuencias, en nuestras cabezas, estos eventos parecen estar musicalizados por algún tema de los Stones. No es culpa nuestra, sino de una infinidad de películas y series de TV, pero también de Martin Scorsese, que metió su tema favorito en varias de sus bandas sonoras: Buenos Muchachos (Goodfellas, 1990), Casino (1995) y Los Infiltrados (The Departed, 2006) encabezan esta lista bien rolinga. 

Smash Mouth – “All Star” (1999)

No sólo los clásicos se desgastan. A finales del siglo pasado, los muchachos de Smash Mouth metieron este hitazo inesperado a raíz de la banda sonora de Hombres Misteriosos (Mystery Men, 1999). La fiebre de All Star pronto se esparció hacia otras historias cinematográficas como Digimon: The Movie (2000) y El Mundo Está Loco Loco (Rat Race, 2001), pero fue Shrek (2001) la que comenzó una tradición animada ligada a las aventuras del ogro.  

David Bowie – “Space Oddity” (1969)

El éxito lanzado en 1969 –para coronar el alunizaje del Apolo 11– es uno de los temas más utilizados de cualquier pantalla. La letra cuenta las peripecias del mayor Tom, el héroe lanzado a la aventura espacial que pronto se convierte en desastre, dejándolo a la deriva flotando alrededor de la Tierra en su pequeña “lata de hojalata”, un tanto resignado, esperando una muerte segura y solitaria. Suena fuerte y claro en La Increíble Vida de Walter Mitty (The Secret Life of Walter Mitty, 2013), Vida Acuática (The Life Aquatic with Steve Zissou, 2004), Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas (Valerian and the City of a Thousand Planets, 2017), además de episodios de Friends, Supernatural o Mad Men. 

PERCY JACKSON AND THE OLYMPIANS SORPRENDE CON SU PRIMER TEASER

La yapa: Leonard Cohen – “Hallelujah” (1984)

El clásico de Leonard Cohen es una de las canciones más reconocibles y reversionadas de la historia, además de una de las más utilizadas en bandas sonoras del cine y la TV. Lanzado originalmente con el álbum “Various Positions” (1984), este melancólico tema alcanzó más popularidad a partir de las versiones de John Cale y Jeff Buckley, realizadas en la década del noventa.

Hasta la fecha, se estima que existen más de 300 variaciones de la canción, y muchas de ellas han sonado en nuestras películas y programas favoritos: desde la adaptación de Rufus Wainwright para Shrek (2001), pasando por series como The West Wing, The O.C. y Scrubs (2001-2010) hasta Watchmen: Los Vigilante (Watchmen, 2009), la lista es infinita. “Creo que es una buena canción, pero creo que muchas personas la cantan”, confesaba el artista allá por el año 2009. 

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.