martes, abril 16, 2024

Charlamos con las dos grandes estrellas de Todos Somos Extraños (All of Us Strangers), que ya se puede ver en los cines locales.

Este drama romántico con toques fantásticos, adaptado por Haigh de la novela Strangers (1987) de Taichi Yamada, se centra en Adam (Scott), un guionista que, tras un encuentro con su vecino Harry (Mescal), se ve arrastrado a la casa de su infancia, donde descubre que sus padres (Claire Foy y Jamie Bell) –fallecidos cuando él apenas tenía 12 años– todavía viven y parecen no haber envejecido ni un solo día. 

En esta segunda entrega hablamos con el dúo protagonista, la relación entre sus personajes y ese momento crucial en el que Adam se ‘confiesa’ con sus padres. 

El reflejo de intimidad y vulnerabilidad

LC: Antes de filmar, ¿tuvieron alguna conversación sobre cómo construir la relación entre Adam y Harry, la intimidad o la historia de fondo?

Paul Mescal: Tuvimos muy pocas conversaciones de antemano; pasamos el tiempo con Andrew, pero no ensayamos mucho, simplemente pasamos el rato.

Andrew Scott: Sí, hicimos muy poco de antemano. Creo que la razón por la que ambos nos sentimos tan atraídos por la película fue porque el guion estaba escrito con mucha fuerza y no necesariamente sentís que tenés que hablar demasiado. 

A veces, los ensayos ayudan cuando hay agujeros en el guion, donde creés que necesitás algo más para abordar las cosas, completar o desarrollar algo que falta o que es confuso. Este no era el caso, este era un guion muy logrado. Nuestro trabajo era simplemente honrar lo que estaba escrito. Además, estos personajes no se conocen muy bien, así que no queríamos hablar demasiado para mantener ese espacio de libertad. 

Hay algo vulnerable en ambos personajes. ¿Interpretarlos también los puso en esa situación de vulnerabilidad?

PM: Creo que eso es parte del trabajo hasta cierto punto, y esta película en particular. Es el estilo de actuación que caracteriza el trabajo de Andrew Haigh, una actuación naturalista que marca sus películas anteriores y creo que es parte de la esencia de Todos Somos Extraños. 

Espero no poner palabras en la boca de Andrew (Scott), pero siento que es especialmente vulnerable para él, ya que es el centro de la historia y se le pide que vaya a lugares relacionados con el amor familiar y el amor romántico, todo en una sola película. 

AS: Los personajes son todos muy vulnerables. No sé, la vulnerabilidad es algo con lo que me siento realmente obsesionado. Siento que todos los personajes tienen vulnerabilidad y que cada uno se identifica por cuánto revelan de esa vulnerabilidad o no. 

Siento que todos somos vulnerables por la naturaleza misma del hecho de que no sabemos qué es lo que nos va a pasar al momento de morir. Creo que cuando sos realmente vulnerable podés conectarte con otras personas y cuando sos invulnerable podés ser impresionante, sexy y aparentemente poderoso, pero en realidad no te conectás con la gente de la manera.

TODOS SOMOS EXTRAÑOS: HABLAMOS CON EL DIRECTOR ANDREW HAIGH

Todos Somos Extraños
Searchlight Pictures

Todos Somos Extraños ante el espectador

¿Cómo creen que el público más joven se relaciona con esta película, sobre todo, porque muchas cosas cambiaron desde la década del ochenta, pero otras no? 

PM: Creo que esa es una de las conversaciones más importantes en la película, especialmente al abordar la sexualidad con estos dos hombres en el centro. 

La terminología y las etiquetas se volvieron más libres y creo que hay ciertas cosas que mejoraron, pero hasta cierto punto son solo palabras, ya que los veinteañeros y los que están es sus cuarenta años pueden experimentar problemas similares. Por eso el tema central es la aceptación por parte de la familia, y no importa si el mundo te acepta si tu familia no lo hace.

AS: No creo que la sexualidad haya cambiado en su forma desde los comienzos de la humanidad, pero nuestras actitudes hacia ella sí cambiaron. Es como dice Paul, no importa si la sociedad avanzó o si a tus 15 o 21 años estás viviendo en una sociedad cultural de aceptación; nada importa si tu familia inmediata no te ha aceptado, ese progreso realmente no hace ninguna diferencia.

El momento en que Adam se sincera con su madre es bastante duro e importante. ¿Sentiste que estabas haciendo una escena muy significativa para muchos de los espectadores?

AS: Sí, lo sentí. Creo que la razón por la que esa escena es especial es porque captura un matiz particular que, tal vez, no se vio anteriormente representado en la pantalla. Se trata de un hombre de unos cuarenta años que tuvo que forjar una vida por su cuenta y no quiere sincerarse con su mamá en ese momento. Es algo digno. 

Él simplemente quiere decirle que es gay y seguir adelante de la misma manera que, probablemente, lo hace con la mayoría de las personas en su entorno. Tiene que fingir una especie de indiferencia al respecto, pero en realidad le importa profundamente lo que ella piensa, así que intenta incluirlo en una conversación. Pero se convierte en algo bastante brutal. 

Ella muestra ignorancia y dureza, y eso lo enfurece, aunque al mismo tiempo surge una necesidad real de aceptación por parte de ella. Es algo hermoso de representar y creo que es una experiencia muy reconocible para mucha gente que terminó consolando a sus padres cuando, en realidad, son ellos (los chicos) lo que necesitan consuelo. Creo que eso es algo hermoso y que es por eso que la gente se siente tan conectada, no solo con esa escena, sino con la escena con el padre.

OSCARS 2024: CINCO COSAS QUE TENÉS QUE SABER

Todos Somos Extraños
Searchlight Pictures

La magia está en los personajes

¿Cuánto se identifican con estos personajes y sus experiencias?

PM: Para mí, todo se reduce a la experiencia como actor. Harry y Adam son seres humanos muy accesibles, no es que la experiencia sea simple, de hecho, es todo lo contrario, pero creo que si se sienten accesibles emocionalmente e independientemente de sus experiencias personales. Todo se reduce a la empatía y creo que ese es el trabajo del actor, encontrar el punto de acceso y no la empatía de una manera sentimental. 

Creo que son seres humanos muy valientes, otra vez, no de una manera sentimental. Están atravesando cosas que parecen bastante simples en el papel, pero son cosas con las que muchas personas luchan en sus vidas como la depresión y la soledad. Siento que son bastante heroicos en ese sentido.

AS: Creo que la premisa y el mensaje esencial, si hay uno en la película, es que Adam ve cómo el amor, literalmente, llega a su puerta. Al principio no lo deja entrar, pero al final lo hace. Por mucho que dure el amor, es la esencia de la vida. 

Vivir es amar, y podés existir y podés estar a salvo sin dejar que ese amor entre por la puerta, pero no vas a experimentar la plenitud y la riqueza de la vida. Creo que eso es algo que pude sumar, algo que aprendí a través de la experiencia y del arte. Hay una sensación que sacás de la película que no podés fingir, y esa es la razón por la que creo que la gente está tan conmovida.

¿Cómo fue crear la dinámica familiar con Claire y Jamie?

AS: Estábamos preocupados de que esta idea extraña no funcionara del todo, pero funcionó porque interpretamos el papel como si yo fuera un chico. Ayuda tener actores brillantes como Jamie y Claire, y así se vuelve realmente muy fácil. La memoria funciona de una manera extraña. 

La gente cambia en su apariencia física con los años, pero recordamos su alma y su energía de cuando eran más jóvenes. Y eso es exactamente lo que pasó. Jamie y Claire pudieron recrear esta energía de las personas mayores, y mi trabajo fue rescatar ese tipo de energía infantil, olvidándonos del aspecto exterior. 

Las series más aclamadas, las películas más esperadas, deportes en vivo y más, todo en un solo lugar.¡Suscribite ahora Star Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.