viernes, octubre 22, 2021

En la tarde de ayer James Gunn confirmó el rumor que se venía leyendo desde hace semanas: Guardianes de la Galaxia, Volumen 3 presentará al personaje de Adam Warlock, y el encargado de interpretarlo será Will Poulter, de Maze Runner, Midsommar y Black Mirror: Bandersnatch.

Adam Warlock es uno de los personajes “cósmicos” clave de Marvel, una creación de los ‘60 de Stan Lee y Jack Kirby, que fue recreado en 1972 con un rol claramente definido: el del mesías del Universo Marvel.

No, la comparación no es subtexto. Adam Warlock es básicamente Jesucristo.

El guionista Roy Thomas admite que su inspiración fue Jesús, en particular la versión modernizada del hijo de Dios del musical Jesucristo Superstar. No es que Thomas fuese particularmente religioso, sino que simplemente le parecía un punto interesante para contar una historia, tomando elementos de la Biblia como mil guionistas han hecho antes con la resurrección de personajes “elegidos” como Superman, Harry Potter, y hasta Neo de Matrix.

Adam Warlock, al principio conocido como simplemente “Él”, es el intento de crear un hombre perfecto por parte de la organización de científicos llamada “El Enclave”. Sus poderes son similares a los de Superman, pero con un giro interesante: si muere, resucita aún más poderoso.

El Warlock de Starlin pasa años encerrado en la Gema del Alma, y la lectura de Starlin del personaje tiene más que ver con la traducción literal de su apellido: “Brujo”.

La creación se rebela contra sus creadores, viaja por el espacio conociendo seres todopoderosos, recibe su nombre y el regalo de la Gema del Alma. Warlock tuvo cierta popularidad en esta versión, pero el que le otorgó verdadera importancia en el Universo Marvel fue el guionista Jim Starlin, creador de Thanos, Drax y Gamora, que decidió convertir esta metáfora de Cristo en un hombre incompleto con delirios mesiánicos, un “esquizofrénico paranoico”, como el propio escritor lo llama.

En sus primeros años Warlock es un aliado de Thanos, que lo ayuda a derrotar a Magus, una versión del futuro del propio Adam (los cómics de Marvel de los ‘70 son bien complicados). La alianza no dura. Thanos se vuelve el archirrival de Adam en la “Saga del Infinito” que vimos recreada en las últimas dos Avengers del MCU… pero sin Warlock.

Las apariciones posteriores del personaje están inevitablemente atadas a su gran enemigo, lo que hace pensar ¿para qué usar a Adam Warlock en el Universo Cinematográfico Marvel si Thanos ya está muerto?

Digamos que en los cómics la historia es muy distinta.

La realidad es que James Gunn quiere utilizar a Warlock desde la segunda Guardianes de la Galaxia, pero como la historia ya era demasiado complicada, el personaje quedó relegado a una escena de post-créditos.

La creación de Adam ahora es responsabilidad de la raza alienígena de piel dorada llamada The Sovereign, a la que Rocket traiciona en las primeras escenas de aquella película. Su creadora es Ayesha (Elizabeth Debicki), que quiere utilizarlo con el simple propósito de vengarse de los Guardianes.

En los cómics originales, Warlock está representado como la idea aria del hombre perfecto. Alto, rubio, musculoso. Will Poulter no es la elección obvia para el rol, por lo que queda claro que Gunn está buscando contar otro tipo de historia del personaje, más parecida al Warlock psicológicamente complejo de Starlin que al mesías de su origen.

Porter está acostumbrado a interpretar personajes psicológicamente complejos, desde su debut como el arrogante Eustace Grubb, que aprende una dura lección de vida en la tercera película de Narnia (2010). En años posteriores se dedicó al cine independiente, con papeles secundarios en la comedia We’re The Millers, la saga Maze Runner y la ganadora del Oscar El Renacido. Uno de sus protagónicos más interesantes está en Bandersnatch, el episodio interactivo de Black Mirror de Netflix.

Seguramente viste el meme de Poulter.

Quizás Poulter sea más famoso por los roles de alto perfil a los que renunció. En 2017 fue la elección original para interpretar al payaso Pennywise en It, pero abandonó el proyecto antes de empezar a rodar cuando la película cambió de director. Lo mismo pasó con la serie de Amazon de El Señor de los Anillos, a la que renunció en 2020 argumentando la típica razón: “problemas de agenda”.

El rol de Poulter en Bandersnatch le valió agresión injustificada en redes sociales, y el actor abandonó Twitter por su toxicidad.

Desde Midsommar (2019), Poulter no ha sido parte de ningún estreno, solamente un secundario en un episodio la serie de Amazon The Underground Railroad, pero tiene un papel importante en la miniserie de Dopesick, con Michael Keaton, que se estrena esta semana en Hulu

Dopesick, sobre la crisis de adicción a los opiáceos, es uno de los proyectos de perfil más alto de Hulu para 2021.

La reacción de los fans ha sido principalmente positiva, en especial para los entusiastas del “Marvel Cósmico” que ven la llegada de Warlock como una apuesta por seguir contando historias a ese nivel. Gunn tiene una tendencia (a veces polémica) de llevar a sus personajes a la comedia, pero nunca traiciona sus orígenes, y Warlock es un personaje que puede conectarse muy bien con los Eternals y en especial con el Vigilante de What If…?

Guardianes de la Galaxia, vol.3 todavía no se empezó a filmar y se estrena recién en 2023. Pero en 2022 veremos el Especial de Navidad de estos personajes en Disney+, y si realmente tenés abstinencia de Star-Lord y compañía, a finales de este mes sale el juego oficial de la saga para todas las plataformas.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Contenidomante. Fundamentalista de Johnnie To, PS Vita y Amy Sherman-Palladino. Le gustó Jupiter Ascending así que de ser vos no confiaría mucho en sus opiniones.