sábado, marzo 2, 2024

La editorial Shogakukan comunicó el lunes el fallecimiento de dos mangakas históricos de la editorial: Noboru Okamoto (más conocido por el alias de Sanpei Shirato) y su hermano Tetsuji. Shirato tenía 89 años, pero la editorial no comunicó la edad de Tetsuji.

En esta doble página de Garo, un joven Kamui contempla su reflejo en el lago.

Shirato era una verdadera leyenda del manga. Un activista de izquierda y artista experimental que fue una de las grandes fuerzas creativas detrás de Garo, la publicación de manga de vanguardia que desde 1964 revolucionó la industria. 

El artista saltó a la fama a los 25 años con Ninja bugeichō (“Manual del Ninja”), publicado desde 1957. Un manga histórico que usaba ninjas y samurai como una metáfora de los quiebres sociales del Japón de mitad del Siglo XX. El manga se volvió un ícono de los activistas de la época, y el director experimental Nagisa Oshima dirigió en 1967 una adaptación que simplemente fotografiaba páginas del manga, con actores famosos leyendo sus líneas.

Ninja bugeichō es uno de los primeros manga pensados para un público adulto, un fenómeno que años después se llamaría “gekiga” y que hoy se sigue usando como categoría de publicación.

Su segundo manga de ninjas, Kamui-den (conocido como The Legend of Kamui en inglés y Kamui: El Ninja Desertor o El Ninja Fugitivo en Latinoamérica) se convirtió en un fenómeno popular, usando la estructura clásica del aventurero errante para comunicar las convicciones marxistas del mangaka. Tuvo una exitosa adaptación al animé en 1969 que se dobló al español en los ‘80s.

La historia de Kamui quedó inconclusa. La primera parte terminó en 1971, y la segunda fue serializada entre 1988 y 2000. El autor dibujó algunas historias paralelas del personaje (Kamui Gaiden) antes de su muerte, la última de ellas en 2009, que resultó ser su último manga publicado. En ese mismo año se estrenó una adaptación live action llamada también Kamui Gaiden, dirigida por Yoichi Sai, con Kenichi Matsuyama (L en las películas de Death Note) en el rol protagónico.

Shirato creó otros personajes populares a lo largo de su carrera, como la serie infantil Sasuke (1961-1966) e historias cortas a lo largo de los ’70 para distintas publicaciones. En décadas posteriores, Shirato se dedicó a escribir ensayos sobre la naturaleza y la vida cotidiana, muy exitosos en su país pero nunca publicados fuera de Japón.

Ilustración de Kamui, el personaje más importante de Shirato.

Tetsuji Okamoto, hermano de Shirato, también fue un mangaka publicado por Shogakukan. En los ‘60s empezó como asistente de Shirato y para las últimas entregas de Kamui estaba acreditado como co-autor. También colaboró con su hermano en un proyecto profundamente personal: Seton’s Wild Animals (Animales Salvajes de Seton), adaptación de los diarios de Ernest Seton, fundador de los Boy Scouts. Una serie de observaciones de la vida salvaje que fue reeditada a principios de este año y considerada la obra maestra perdida de Shirato.

Shirato murió el 8 de octubre por neumonía aspirativa, mientras que Tetsuji Okamoto falleció solo cuatro días después por neumonía intersticial inespecífica. Como es usual en Japón, los decesos que no tienen circunstancias policiales no se comunican a la prensa de inmediato, y los familiares deciden el momento en el que la noticia se hará pública.

Es un año doloroso para la industria del manga. En mayo se fue Kentaro Miura, creador de Berserk, con solo 54 años, mientras que en septiembre falleció a los 84 Takao Saito, autor de Golgo 13, el manga más largo de la historia. También murieron muy jóvenes la autora Hiroto Wada (Stitch and the Samurai) y la artista del manga The Misfit of Demon King Academy, Kayaharuka (nombre real no revelado).

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.