martes, marzo 5, 2024

Es común que una buena película de horror nos provoque aprehensión, algún que otro sobresalto y esa tensión inevitable que nos empuja hasta el borde de la butaca. Todas estas sensaciones se magnifican cuando aparece el cartelito de ‘historia basada en hechos reales’, dejando bien en claro que la realidad siempre supera a la ficción… o, al menos, le da buenos argumentos para cranear estos relatos terroríficos. 

Es el caso de El Juego de la Muerte (YA idu igrat, 2021), una película de suspenso que toma como punto de partida el desafío de la ‘Ballena Azul’: un peligroso juego viral que nació en Rusia, en el año 2015, y pronto se extendió por las redes y los continentes, incluyendo el latinoamericano. 

Al reto, que consiste en llevar a cabo diferentes pruebas –muchas de ellas dañinas para los propios participantes–, se le atribuyen varios casos de suicidio entre adolescentes; y aunque no siempre se pudo establecer una conexión directa con el juego, el estreno de la cinta de Anna Zaytseva abre la oportunidad para reflexionar sobre la (mala) incidencia de algunos contenidos que los más chicos consumen en Internet, lejos de la supervisión de los adultos. 

Terror en las redes

Todo comienza con una adolescente que pierde la vida, aparentemente, suicidándose en las vías del tren. Afectada por la pérdida, Dana (Anna Potebnya), su hermana mayor, necesita encontrar respuestas para darle sentido a esta tragedia, una búsqueda desesperada a través de la profundidad de las redes, donde descubre que la chica fue manipulada por un supuesto hacker y pasó sus últimos 50 días de vida cumpliendo los peligrosos retos de un famoso juego viral. 

Ahora, Dana debe unir las piezas de este siniestro rompecabezas para desenmascarar al responsable de la muerte de su hermana y de decenas de adolescentes. 

“Quería entender cómo sucede. Investigamos mucho. Consultamos con psicólogos que se ocuparon de estos casos. Lo que me llamó la atención fue el cinismo de las personas que organizaban estos grupos que asignaban tareas a adolescentes”, cuenta la directora, que todavía recordaba la historia resonando en las noticias de años atrás cuando recibió el guión de El Juego de la Muerte. 

Zaytseva juega con la virtualidad, las diferentes pantallas y una ingeniosa puesta en escena donde las redes sociales son verdaderas protagonistas. Para la realizadora, la tecnología es una herramienta narrativa, pero también un tema de debate más allá de la sala de cine: 

“Internet y las tecnologías han traído el acceso ilimitado al conocimiento, comunicación y autoexpresión. Sin embargo, estas cosas tienen dos caras: por un lado, podés aprender todo lo que te interesa, pero por el otro, obtenés acceso a información que puede resultar nociva o susceptible de manipulación”.

De esta manera, El Juego de la Muerte no sólo quiere entretener –y sumar algunos sustos–, busca generar consciencia sobre los peligrosos retos virales que pululan por Internet y, con suerte, propiciar el diálogo entre padres e hijos. ¿Dónde la podés ver? La película llega a los cines de Argentina el próximo 4 de enero. 

Las series más aclamadas, las películas más esperadas, deportes en vivo y más, todo en un solo lugar.¡Suscribite ahora Star Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.