lunes, septiembre 28, 2020

Estamos muy cerca de la gran batalla, esa que veremos en el tercer episodio de esta temporada (o sea, en poco más de una semana), y hay varias dudas populares: ¿con qué se puede matar a “los malos” en Game of Thrones? Tenemos dragones, muertos resucitados, soldados de hielo, dragones resucitados controlados por seres de hielo y más. Por otro lado, distintos tipos de fuego y armas. Por eso armamos esta lista práctica para que anden por Westeros con las cosas un poco más claras:

Fuego: La saga de libros en la que está basada la serie se llama Canción de Hielo y Fuego, y sabemos que todo tiene que ver con ese balance. Es un arma clave para acabar con los muertos que resucitan los Caminantes Blancos o evitar que alguien fallecido vuelva a la vida. Tenemos tres tipos:

-Normal > sirve para hacer un asadito, matar zombies del Night King, mandarle un mensaje a Melisandre y asustar a The Hound.

-De dragón > ese que sale cuando uno dice “dracarys”. En Valyria lo utilizaban para manipular piedra y hacer de todo. Aegon I usó las llamas de Balerion para conquistar Westeros, destruir Harrenhal y forjar el Iron Throne. #EnLosLibros hay de diferentes colores y generalmente están relacionadas con el tono de las escamas de quien las escupa. Las de Drogon, por ejemplo, son negras con trazos rojos. Todavía no sabemos bien qué le hace a los White Walkers, ya que en el capítulo Beyond the Wall sólo están cerca del fuego (y se apaga un poco, como el normal), pero no expuestos directamente.

-De Zombiserion > acá entramos en terreno especulativo, porque la serie pasó a George R.R. Martin y por ahora sólo vimos a Viserion tirando abajo el muro con sus llamas, lo que implica cierta capacidad mágica, ya que este era más que un montón de hielo y tenía “hechizos” protectores. ¿Cómo funcionará enfrentado a sus hermanitos vivos? Sale esa tal competencia de teorías, cositos, vamos, queremos leerlos.

-Valyrio > es un líquido inflamable que sólo pueden producir algunos alquimistas, quema todo a su paso y no se puede apagar. Hasta donde sabemos hoy sólo hay en King’s Landing.

Acero valyrio: Es una aleación metálica inventada en, sí, la antigua Valyria, con la que se realizan armas de calidad invaluable. Es más liviano, más filoso y más resistente. Un puñado de herreros saben manejarlo, y el secreto de cómo crearlo se perdió hace siglos. Sólo unas pocas casas de Westeros tienen armas de este material. En la serie tenemos las dos espadas que salieron de Ice (Widow’s Wail -Jaime- y Oathkeeper -Brienne-), Longclaw (la de Jon Snow, ex familia Mormont), Heartsbane (de los Tarly, Sam la robó de su casa) y la daga de Arya. Atención: a diferencia del metal común, SÍ sirve para matar WW.

Vidriagón: Dragonglass en inglés o zīrtys perzys (“fuego helado”) en alto valyrio. Es la kryptonita de los Caminantes Blancos, por lo que los Hijos del Bosque lo usaban como arma contra ellos. Las leyendas dicen que se necesita fuego de dragón para obtenerlo, por eso es que en la séptima temporada vimos las cuevas de Dragonstone llenitas de este material. En la sexta temporada la serie nos mostró algo que los libros (¿por ahora?) no: la creación del Night King, el primer White Walker. Esto lo hicieron en plena guerra con los Primeros Hombres, secuestraron a uno y en medio de una ceremonia le clavaron una daga de dragonglass en el pecho. Los mata porque fueron creados con él.

Resumiendo este piedra, papel o tijera: a los muertitos resucitados los matás con fuego; pero para los white walkers vas a necesitar acero valyrio o dragonglass, porque si les caés con una antorchita se te ríen en la cara.

Vi El Regreso de los Muertos Vivos a los 4 años y no hubo vuelta atrás. Valar morghulis.