lunes, septiembre 28, 2020

De golpe pintó fogón antes de la gran batalla, corrió el vino y Pod se puso a cantar un tema algo nostalgioso. Detrás de esa letra hay una historia clave para la existencia de nuestros Targaryen favoritos: Jon y Dany, Dany y Jon. ¿Cómo es eso? Atentos, que vamos a hacer un poco de historia.

-“Jenny of Oldstones” es una canción romántica clásica en Westeros que habla sobre la chica del título, una joven pobre que vivía en las ruinas de un antiquísimo castillo, hasta que se cruzó con el príncipe Duncan Targaryen y se enamoraron. Él dejó de lado su futuro en el Iron Throne por ella, tal como ahora Jon o Dany deberían hacerlo el uno por el otro.

-Jenny tenía una amiga bruja del bosque que frecuentaba el palacio. Ella fue quien le dijo a los Targ que el príncipe/princesa prometido/a iba a surgir de de Aerys y su hermana Rhaella, y es por esto que su padre decidió casarlos. Todo indica que esa amiga -que se decía era descendiente de los Hijos del Bosque- es también el Fantasma de Alto Corazón, una hechicera que en los libros se cruza Arya y predice varias cosas más actuales, como la muerte de Renly Baratheon, Balon Greyjoy y más.

-Los lamentos que narra la letra tienen que ver con la tragedia de Summerhall, muy importante en la debacle Targaryen. Obsesionado con volver a tener bestias aladas para surfear por los cielos al grito de “dracarys”, Aegon V llevó a su familia a su casa de veranovjunto a maestres y piromantes, para que hicieran sus magias en algunos de los huevos de dragón que les quedaban. Salió mal, murieron casi todos y ese mismísimo día y en ese mismísimo lugar nació Rhaegar Targaryen, que creció obsesionado con este triste episodio.

-¿Por qué importa todo esto, Cosita? Porque si esa bruja no hubiera dicho eso, Aerys y Rhaella (que no tenían mucha onda) no se hubieran casado, por lo tanto, no tendríamos a la Khaleesi o a Juancito. Más todavía: Rhaegar no se hubiera obsesionado con ser el chosen one o ser el padre del elegido y quizás no se hubiera enamorado de esa manera, o casado, con Lyanna Stark. Tal es la conexión que uno hasta puede hacer un paralelismo entre Jenny/Duncan y Rhaegar/Lyanna (si la estiramos también llegamos a Dany/Jon). En fin, sin Jenny nos hubiéramos evitado todo este quilombo.

Así que ahí tienen, la selección de la canción y ese corte de edición hacia Daenerys Targaryen hablando con Aegon VI Targaryen en las criptas de Winterfell no fue casualidad, es un nuevo capítulo en una historia de amores prohibidos que lleva casi cien años.

Les dejamos esta hermosa versión de Jenny of Oldstones por Florence + the Machine, con un video que armó HBO para que lloremos de acá al domingo.

Vi El Regreso de los Muertos Vivos a los 4 años y no hubo vuelta atrás. Valar morghulis.