viernes, octubre 22, 2021

Disney+ y Netflix están considerando planes de costo reducido para sus servicios de streaming. Disney no descarta un servicio que incluya cortes comerciales, mientras que Netflix está probando un servicio completamente gratuito en un país africano.

En la tarde de ayer el CEO de Disney Bob Chapek participó de forma remota de una conferencia internacional de negocios en la que admitió que están considerando un plan de Disney+ que incluya publicidad a un menor valor, para poder expandirse en mercados internacionales. Chapek dice que “no hay un modelo que encaje con todas las formas de consumir del mundo, y estamos muy contentos con el rendimiento de la publicidad en Hulu”.

Los precios de Hulu, servicio que está sólo disponible en Estados Unidos y que también incluye cable tradicional. Sí, en estados unidos es normal pagar 70 dólares por mes por el servicio de cable.

Hulu es el otro servicio de streaming de Disney en Estados Unidos, similar al Star+ de Latinoamérica. En nuestra región el precio del servicio básico de Star+ es más del doble que el de Disney+, lo que hace pensar que la empresa podría ofrecer un plan más barato que incluya publicidad. El plan básico de Hulu es un 50% más barato que el plan que no incluye publicidad.

Esto no va a pasar de la noche a la mañana. Chapek dice que hoy están contentos con el rendimiento de Disney+: “El modelo de Hulu nos hace pensar qué podría pasar en otros mercados del mundo, pero por lo pronto estamos contentos con este modelo a la carta y las oportunidades de combos que ofrecemos. Eso no quiere decir que en el futuro no estemos interesados en buscar publicidad para nuestras plataformas”.

En junio de este año, 13 meses después de su lanzamiento en Estados Unidos, HBO Max sumó un plan con cortes comerciales. En ese país el plan regular de la plataforma vale 15 dólares por mes, pero la versión que incluye publicidad cuesta sólo 9,99, limita el streaming a 1080p (Full HD y no 4K), e incluye la carga de comerciales más baja del mercado: 4 minutos por cada hora de programación vista. El plan de Warner es lanzar este plan económico en todo el mundo, pero si se sigue el mismo cronograma, no lo veremos en nuestra región hasta 2022.

El servicio “con comerciales” de HBO vale 5 dólares menos, pero no incluye 4K, las películas de cine de Warner, ni la opción de descargar contenido.

Con cada vez más servicios de streaming disponibles en el mundo, la competencia por el tiempo de los espectadores se vuelve feroz. Estos planes de valor reducido y acceso limitado apuntan al público indeciso: el que podría sumarse a una plataforma por algún estreno interesante pero no sabe si será un consumidor recurrente.

Estas alternativas permiten estar suscrito a más servicios, y la lógica indica que si el espectador consume tanto contenido como para que los comerciales resulten irritantes, pagará esos cinco o seis dólares extra de la suscripción.

Netflix, en cambio, va un paso más allá. Desde octubre lanzará un plan completamente gratuito en la república africana de Kenia, país de 50 millones de habitantes. Este plan no es una típica prueba gratuita de tiempo limitado, sino que permite ver aproximadamente un 25% del contenido del servicio de streaming, concentrado en series y películas originales de la plataforma.

Publicidad de la versión gratuita de Netflix en Kenia, concentrada en producciones africanas y Lupin, la serie internacional más exitosa de la plataforma.

El plan es solamente accesible a través de teléfono celular y no requiere información de pago. Se puede acceder con solamente una cuenta de correo y un dispositivo Android. La lista completa de series disponibles todavía no es pública, pero el blog de la empresa habla de productos nuevos como Bridgerton, la película Ejército de los Muertos y la producción sudafricana Blood & Water.

El servicio de streaming más grande del mundo está cerca de su techo de posibles clientes, y busca abrir nuevos mercados apuntando a público marginalizado. La lógica es que el público que quiere consumir el contenido y no quiere pagar, lo va a hacer a través de la piratería, y por lo tanto siempre es mejor que el espectador sea parte de la plataforma.

Después del enorme crecimiento que experimentó durante la pandemia, la industria del streaming está buscando alternativas comerciales. Y aunque la competencia entre plataformas es feroz, se ve en la distancia un futuro en el que el usuario podrá tener acceso a varias alternativas distintas, algunas con comerciales y otras no. Cualquier similitud con los servicios de cable, es pura coincidencia.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Contenidomante. Fundamentalista de Johnnie To, PS Vita y Amy Sherman-Palladino. Le gustó Jupiter Ascending así que de ser vos no confiaría mucho en sus opiniones.