martes, mayo 21, 2024

Repasamos cinco títulos que Disney todavía no ha revivido en formato live-action, pero que nos gustaría ver.

La Casa del Ratón sigue con la idea fija de transformar sus éxitos animados en sucesos de taquilla, aún más grandes, gracias al formato de acción viva. Con el lanzamiento del tráiler de Mufasa (2024), precuela dirigida por el oscarizado Barry Jenkins (Luz de Luna), que cuenta los orígenes de la rivalidad entre el papá de Simba y Scar, aprovechamos para repasar otros títulos del estudio que quedaron en el olvido a la hora de pensar su ‘reimaginación’ en versión live action. 

¿Les gustaría volver a ver alguna de estas historias en la pantalla? 

El Planeta del Tesoro (Treasure Planet, 2002)

A pesar de tener tras las cámaras a dos legendarios animadores y realizadores como lo son Ron Clements y John Musker –artífices del renacimiento de Disney con La Sirenita (The Little Mermaid, 1989)–, este steampunk basado en La Isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson no pegó tanto en el público como sus responsables hubiesen querido.

La aventura de ciencia ficción es una de las últimas películas del estudio realizadas en animación tradicional, con el agregado de nuevas técnicas por computadora. El CGI venía cosechando éxitos, uno detrás de otro gracias a Pixar y DreamWorks, lo que podría haber sido uno de los atenuantes más importantes de este fracaso financiero…y ¿clásico de culto? 

INSIDE OUT 2: CINCO COSAS QUE TENÉS QUE SABER

Bolt
Disney

Bolt: Un Perro Fuera de Serie (Bolt, 2008)

Bolt es un perrito que creció y vivió toda su vida en el set de filmación de la serie de acción que lo tiene como protagonista, al cuidado de su joven dueña. Está convencido de que tiene superpoderes y, cuando sin querer lo separan de su hogar, solo quiere ponerlos en práctica para derrotar a villanos inexistentes y encontrar la forma de regresar sano y salvo. 

Una de las mejores aventuras animadas que nos regaló el estudio del ratón cuando empezó a contagiarse del estilo de Pixar, pero a pesar de las buenas críticas, una taquilla decente (300 millones mundiales) y la nominación al Oscar como Mejor Película Animada, el can no caló en los gustos de la audiencia, que ese mismo año hizo hinchada por Wall-E.   

El Zorro y el Sabueso (The Fox and the Hound, 1981)

El pequeño Tod, un zorro rojo, queda huérfano después de que su mamá es abatida por los cazadores humanos. Ahora, adoptado y querido por la viuda Tweet, debe poner en juego toda su naturaleza cuando entabla amistad con Toby, un simpático sabueso destinado a convertirse en un gran cazador. 

Imposible perpetuar la amistad de estos dos animalitos cuando llegan a la adultez y, al final, el destino los pone en una encrucijada que deberán resolver. La culpa, se sabe, siempre la tiene el hombre: los protagonistas de la película y los desalmados que la hicieron. Hablamos de uno de los pocos éxitos que tuvo el estudio en la década del ochenta, antes de su gran renacimiento. 

¿SIGUE EN PIE EL LIVE-ACTION DE EL JOROBADO DE NOTRE DAME?

El Zorro y el Sahueso
Disney

Los Aristogatos (The AristoCats, 1970)

Las buenas críticas y la taquilla acompañaron a esta comedia romántica musical, pero el tiempo se encargó de mandarla hasta el fondo del baúl de los recuerdos. Junto con El Libro de la Selva (The Jungle Book, 1967), Los Aristogatos se convirtió en una de las pocas películas destacadas de la época de ‘vacas flacas’ del estudio, período que arrancó tras la muerte de Walt y se extendió hasta el renacimiento de 1989. 

Así y todo, la historia de estos gatos afrancesados no caló en el inconsciente colectivo, y más allá de algunas reminiscencias musicales –“Ev’rybody Wants To Be A Cat”–, el tórrido romance entre Duquesa y Thomas O’Malley no logró entrar en el panteón de las queridas parejitas animadas de Disney. 

Bernardo y Bianca (The Rescuers, 1977)

Clásico de clásicos para la infancia de muchos, un hit olvidado para la niñez de otros. La historia de estos dos ratoncitos miembros de la sociedad internacional de rescate, dispuestos a todo para ayudar a la huerfanita Penny y ponerla a salvo de una inescrupulosa banda de cazadores de tesoros, está basada en la serie de libros escritos por la inglesa Margery Sharp, y fue la última película animada del estudio en contar con la colaboración de Walt Disney durante la primera etapa de su desarrollo. Muchos dudaban de su éxito y, por el contrario, se convirtió en señal (fallida) de una nueva etapa dorada para la compañía que ya no contaba con su alma y guía.

Marvel, Star Wars y todos los clásicos de tu infancia te esperan en un solo lugar. ¡Suscribite ahora Disney Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.