sábado, junio 15, 2024

La princesa del pop, Britney Spears repasa uno de los papeles que rechazó a lo largo de su carrera, en un film que se convirtió en un clásico de romance.

Durante los 90 e inicios de los 00, Britney Spears era una de las personas más famosas en todo el mundo. Y no sólo en el ámbito de la música sino también en otras áreas. Obviamente, el cine y la televisión fueron algunas de las facetas que la cantante exploró.

Desde su primera aparición en la pantalla en Star Search de 1992, pasando por programas como Sabrina, la Bruja Adolescente, Kenan y Kel, Will & Grace, How I Met Your Mother o Jane the Virgin, hasta protagonizando películas como Crossroads, sin dudas dejó su marca en la industria. Pero su impacto pudo ser mucho mayor.

CINCO CANTANTES QUE INCURSIONARON EN EL CINE

Britney Spears Ryan Gosling
Disney

Cerca de reconectar con Ryan Gosling

En un nuevo extracto de su libro The Woman in Me (vía People), Spears reveló que casi fue elegida para interpretar a Allie, el personaje principal de Diario de una Pasión (The Notebook, 2004), papel que finalmente fue para Rachel McAdams:

“Ese fue prácticamente el principio y el final de mi carrera como actriz, y me sentí aliviada. El casting de Notebook recayó entre Rachel McAdams y yo, y aunque hubiera sido divertido volver a conectar con Ryan Gosling después de nuestro tiempo en el Mickey Mouse Club, me alegro de no haberlo hecho. Si lo hubiera hecho, en lugar de trabajar en mi álbum In the Zone, habría estado actuando como una heredera de los años 40 día y noche”.

THE FALCON AND THE WINTER SOLDIER Y SU TRAMA PERDIDA

Britney Spears Corssroads
Paramount Pictures

Britney Spears no disfrutó Crossroads

La cantante también habló de su mala experiencia en la famosa película que protagonizó:

“La experiencia no fue fácil para mi. Mi problema no era con nadie involucrado en la producción sino con lo que la actuación le hacía a mi mente. Creo que comencé a actuar con el método, sólo que no sabía cómo salir de mi personaje. Realmente me convertí en esa otra persona. 

La gente actúa con el método, pero generalmente son conscientes del hecho de que lo están haciendo. Pero yo no tuve ninguna separación en absoluto. Fui otra persona durante meses mientras filmaba Crossroads. 

Aún hoy, apuesto a que las chicas con las que filmé esa película piensan: ‘Ella es un poco… peculiar’. Si pensaron eso, tenían razón. Espero no volver a acercarme nunca más a ese riesgo ocupacional. Vivir de esa manera, siendo mitad uno mismo y mitad un personaje ficticio, es un desastre. Después de un tiempo ya no sabes lo que es real”.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.