lunes, abril 22, 2024

Te contamos lo que está pasando con los trabajadores de Efectos Especiales en Hollywood.

A diferencia de los actores, directores, guionistas, productores, directores de arte, diseñadores de vestuario, sonidistas, editores y otros tantos trabajadores de la industria cinematográfica hollywoodense que se encuentran sindicalizados o agremiados –hay sutiles diferencias entre unos y otros y, muchas veces, los llamados “guilds” (sindicatos) no son más que organizaciones de negociación colectiva para sus empleados–, los artistas de efectos especiales no cuentan con ninguna representación formal. Y no son los únicos. 

Muchos de estos trabajadores ‘sin gremio’ se agrupan bajo el ala de IATSE (Alianza Internacional de Empleados de la Escena), organismo que desde 1893 representa a gran parte de los empleados que desempeñan tareas detrás de las cámaras –y bastidores–, como técnicos de iluminación y sonido, operadores de cámara, escenógrafos y maquilladores. Así y todo, los artistas de VFX siguen sin tener un merecido reconocimiento sindical. 

El problema no es nuevo, pero en medio de las huelgas del WGA y el SAG-AFTRA, los artistas decidieron tomar la iniciativa y reclamar por condiciones de trabajo más justas. Hace tiempo que los efectos especiales están en la mira (y las críticas de los espectadores), sobre todo cuando hablamos de las grandes producciones superheroicas de Marvel y DC: proyectos que ostentan presupuestos abultados y mucha parafernalia visual que, en la mayoría de los casos, no está bien remunerada.

Efectos especiales en Disney.
Marvel Studios

En la vorágine por alcanzar las fechas de estreno, los diseñadores de VFX enfrentan una situación imposible donde se cruzan el exceso de trabajo sistemático y el pago insuficiente. En muchos casos, los esfuerzos rinden sus frutos, como Spider-Man: A Través del Spider-verso (Spider-Man: Across the Spider-Verse, 2023), y en otros como Thor: Amor y Trueno (Thor: Love and Thunder, 2022)… no tanto. 

Mientras Bob Iger, CEO de Disney, echa más leña al fuego de la huelga con sus declaraciones (según él, los reclamos “No son realistas”) y la compañía del ratón invierte en la creación de una división destinada al uso y desarrollo de inteligencia artificial con el objetivo de reducir costos en sus futuras producciones, el lunes pasado unos 50 empleados de efectos visuales de Marvel Studios presentaron ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) una petición para poder ser incluidos y representados por IATSE. 

Esta es la primera vez en la historia que los profesionales de los efectos visuales se unen para exigir los mismos derechos, protecciones salariales y supervisión profesional que disfrutan sus compañeros en otras ramas de la industria del entretenimiento. Y según reportó Vulture, la gran mayoría de los 52 miembros del equipo de rodaje y posproducción de Marvel firmaron su tarjeta de autorización para indicar que desean esta sindicalización, cuya votación se llevará a cabo el próximo 21 de agosto. 

“Durante casi medio siglo, a los trabajadores de la industria de los efectos visuales se les ha negado las mismas protecciones y beneficios en los que sus compañeros de trabajo y miembros del equipo han confiado desde el comienzo de la industria cinematográfica de Hollywood. Este es un primer paso histórico para los trabajadores de VFX que se unen con una voz colectiva, exigiendo respeto por lo que hacemos”, aseguró Mark Patch, organizador de efectos visuales de IATSE. La alianza representa a unos 170.000 artesanos, técnicos, tramoyistas y trabajadores de la televisión, el cine y el teatro en los Estados Unidos y Canadá, y hay que recordar que estuvo a punto de ir a la huelga –paralizando a la industria– en octubre de 2021. 

Efectos especiales en Disney.
Marvel Studios

THE CONTINENTAL EXPLOTA CON NUEVO ADELANTO

¿Qué exigen los artistas de efectos especiales? 

“Somos trabajadores de VFX que se unen a nuestros colegas del entretenimiento para formar VFX-IATSE: el sindicato de trabajadores de VFX en producción y en instalaciones. Durante más de 125 años, IATSE ha trabajado con los nombres más importantes de la industria del entretenimiento, incluidos Sony, Disney y WarnerMedia, para responsabilizarlos por el trato justo de sus trabajadores. Los VFX son una parte integral de casi todas las producciones de cine y televisión que se realizan hoy en día. ¡Ahora es nuestro turno de obtener los derechos y protecciones que casi todos los demás trabajadores del entretenimiento han tenido durante décadas!”, reza la petición del grupo, y nadie descarta una huelga para ejercer un poco más de presión en su camino hacia la sindicalización. 

El efecto dominó de las huelgas y la solidaridad de los trabajadores viene impactando en diferentes sectores de la industria y en muchos de sus profesionales. En febrero, algo parecido ocurrió con empleados de producción en animación (empujados por series como Rick & Morty y Solar Opposites), donde las negociaciones colectivas y el reclamo por mayores beneficios derivó en una nueva oleada de sindicalización, por primera vez, representados por el Animation Guild afiliado a IATSE.

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.