martes, marzo 5, 2024

“La adolescencia es un período de vulnerabilidad única. Los chicos y adolescentes están expuestos a múltiples riesgos mientras navegan y experimentan con las redes sociales porque no tienen suficiente capacidad de autorregulación y luchan con la presión de sus pares”, dice con convicción la actriz Anna Potebnya, protagonista de El Juego de la Muerte (YA idu igrat, 2021): thriller de suspenso que toma de base un caso muy real para generar algunos sustos y mucha consciencia sobre la exposición de los más chicos a ciertos contenidos nocivos que se propagan por la Internet.

¿Qué es la Ballena Azul?

En el año 2015, desde la red social rusa Vkontakte, se viralizó un peligroso juego en línea al que se le atribuyen el suicidio de, al menos, una quincena de adolescentes. Philipp Budeikin fue acusado y condenado a tres años de prisión por crear la ‘Ballena Azul’, un reto macabro que propone a los participantes llevar a cabo 50 desafíos,  muchos de ellos bastante dañinos, antes de incitarlos a quitarse la vida. 

El caso llegó a los titulares de los diarios y se extendió por diferentes países y continentes, incluyendo países vecinos como Brasil, Uruguay y Paraguay. 

El reto de la ‘Ballena Azul’ –que toma su nombre de los varamientos de los cetáceos– también es la inspiración detrás de El Juego de la Muerte. Para su directora, Anna Zaytseva, esta es una buena excusa para crear una historia llena de suspenso, pero también es una gran oportunidad para abrir el debate sobre la (mala) influencia de la tecnología, las redes y la Internet sobre los más chicos, susceptibles a la manipulación: 

“Cuando éramos niños asistíamos a grupos de teatro para expresarnos. Los chicos de hoy hacen videos en TikTok, tienen podcasts y blogs, y eso es genial. Pero también resulta que no tienen reparos en hacer cosas cuestionables solo para conseguir más likes y vistas. Las experiencias digitales entre los adolescentes pueden afectar significativamente su salud mental y su bienestar. Pero culpar de esto únicamente a las redes sociales es desviarse de causas subyacentes muy reales”.

Más allá del entretenimiento, los involucrados esperan que su película genere conciencia sobre los oscuros retos virales que surgen de Internet y que, al salir de la sala, padres e hijos puedan dialogar sobre los contenidos que se consumen y se masifican. 

“Debería haber una nueva ética digital para ayudar a los niños y adolescentes a reconocer los peligros en línea”, agrega Potebnya, haciendo hincapié en un tema que merece más difusión y regularización, además del compromiso de los adultos, que realmente deben preocuparse a qué se exponen los más chicos. 

“El problema no está en los desafíos del tipo ‘Ballena Azul’. Es solo una manifestación de falta de empatía y atención hacia los jóvenes. Puede que este juego ya no esté en las noticias, pero los problemas de la adolescencia no han desaparecido. Las relaciones con los padres y las dificultades en la escuela siguen ahí”, agrega Timofey Yeletsky, su compañero de elenco. 

MICKEY SE CONVIERTE EN TU PEOR PESADILLA

El Juego de la Muerte
BF

¿De qué se trata El Juego de la Muerte?

Todo comienza con una adolescente que pierde la vida, aparentemente suicidándose en las vías del tren. Afectada por la pérdida, Dana (Anna Potebnya), su hermana mayor, necesita encontrar respuestas para darle sentido a esta tragedia, una búsqueda desesperada a través de la profundidad de las redes, donde descubre que la chica fue manipulada por un supuesto hacker y pasó sus últimos 50 días de vida cumpliendo los peligrosos retos de un famoso juego viral. 

Ahora, Dana debe unir las piezas de este siniestro rompecabezas para desenmascarar al responsable de la muerte de su hermana y de decenas de adolescentes. 

Esta inquietante historia llega a los cines de Argentina el próximo 4 de enero y acá te dejamos un adelanto para ir entrando en clima.  

Las series más aclamadas, las películas más esperadas, deportes en vivo y más, todo en un solo lugar.¡Suscribite ahora Star Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.