miércoles, abril 24, 2024

Hace unos días te contamos todos los pormenores –y las demandas– de la huelga de guionistas de Hollywood, agrupados bajo el paraguas del gremio de escritores de cine, televisión y radio de los Estados Unidos (WGA). 

El reclamo ya lleva dos semanas, con piquetes activos en las oficinas de los diferentes estudios y plataformas de streaming de Hollywood, a la espera de llegar a un acuerdo con la AMPTP (Alianza de Productores de Películas y Televisión), que pronto podría enfrentarse a dos nuevos conflictos: los reclamos de los actores (SAG) y los directores (DGA), quienes también arrancan sus renegociaciones de acuerdos de trabajo por estos días. 

En este escenario donde los talk shows y los rodajes de muchas series y películas están en pausa, se suma una nueva complicación para la industria audiovisual en el país del norte, ya que en el día de hoy el Sindicato de Directores (Directors Guild of America) comienza sus propias negociaciones para “asegurar aumentos salariales que aborden la inflación y garantizar la fortaleza y sostenibilidad de nuestros planes de pensión y salud”, tal cual aseguró su presidenta, Lesli Linka Glatter

El DGA se fundó en 1936 y hoy engloba a unos 19 mil directores de cine y televisión. El acuerdo con la AMPTP vence el próximo 30 junio, de ahí el apuro por llegar a buenos términos y no tener que tomar medidas más drásticas, como actualmente ocurre con los guionistas.

La DGA podría iniciar una nueva huelga en Hollywood.
DGA

La llegada y proliferación de los sistemas on demand reacomodó el panorama de la industria y muchos de estos cambios no se vieron reflejados en los últimos contratos. Por eso los sindicatos están exigiendo no solo aumentos de salario significativos, sino “cambios estructurales reflexivos y con visión de futuro en fórmulas residuales que nos permitan compartir el crecimiento global de la transmisión”, sumó Glatter en sus declaraciones. 

Como pasa con los guionistas, estos reclamos (obviamente) no están dirigidos a los grandes nombres de la industria. En palabras de la presidenta: 

“Muchos/as directores/as y miembros de nuestros equipos no saben cuándo llegará el próximo proyecto y confían en regalías justas y regulares para mantenerse en el medio”

Según Glatter, los sueldos actuales simplemente no están a la altura del costo de vida y los estudios no toman verdadera dimensión de que los porcentajes que cada artista se lleva de una película o serie, deben ser renegociados años tras año. 

“Las plataformas de streaming han ganado millones de suscriptores en todo el mundo, y no han permitido que los directores y nuestros equipos compartan de manera justa el crecimiento internacional de estas plataformas o la distribución global de nuestro trabajo”, asegura la presidenta del sindicato. 

Los negociadores del DGA son conscientes de que los grandes estudios de Hollywood construyen –y triunfan– en sus negocios gracias al talento y colaboración de directores, escritores, actores, productores y un larguísimo etcétera, por eso la protesta no resulta para nada injusta: “Si los estudios quieren nuestra asociación deberían actuar como nuestros socios”.

FLAMIN’ HOT PICA FUERTE EN SU TRAILER COMPLETO

¿Cuáles son las demandas del sindicato de directores de Hollywood?

– Asegurar aumentos salariales que aborden la inflación. 

– Mantener la solidez y la sostenibilidad de nuestros planes de pensiones y atención médica de primer nivel. 

– Negociar aumentos significativos y cambios estructurales en las fórmulas residuales de transmisión que dan cuenta del crecimiento global de la audiencia.

– Proteger el rol y la visión de los directores.

– Proteger nuestra jurisdicción sobre proyectos producidos en el extranjero para audiencias estadounidenses.

– Mejorar la seguridad en el set ampliando y fomentando la formación y abordando las largas jornadas laborales.

– Aumentar la diversidad, la equidad y la inclusión y fortalecer las voces de las personas poco representadas.

– Cuidar de todo el equipo de dirección: los asistentes de dirección, los UPM (Unit production manager), los directores asociados y los directores de escena que sostienen cada producción con su arduo trabajo y profesionalismo.

Las negociaciones se realizan a puertas cerradas y alejadas de la prensa para no generar especulaciones, rumores o malos entendidos. Las próximas semanas serán cruciales para llegar a un acuerdo, y aunque no hay antecedentes de huelgas prolongadas de directores como sí ocurre con los guionistas, 2023 podría ser un año crucial para la industria si los realizadores, los escritores y los actores se unen codo a codo para reclamar por lo justo.

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.