jueves, mayo 30, 2024

Repasamos la historia de una de las grandes mentes detrás del universo de Star Wars, Marcia Griffin, toda una leyenda de la que poco se habla.

La historia de Hollywood también la escriben los que ganan, y en esa recopilación de datos caprichosa, muchas veces, los nombres más relevantes se pierden en el camino. Es el caso de Marcia Griffin –también conocida con el apellido de su ex, Marcia Lucas–, montajista y productora que trabajó junto a Francis Ford Coppola y Martin Scorsese, antes de convertirse en una colaboradora indispensable de la trilogía intergaláctica más famosa, creada por su esposo de entonces, un tal George Lucas. 

Cuando Marcia y George se divorciaron en 1983, justo después del estreno de El Regreso del Jedi (Return of the Jedi, 1983), Griffin fue eliminada de la historia de Star Wars aunque, como muchos aseguran, sin ella las películas no hubiesen existido. Viendo lo que ocurrió con las precuelas y el desapego de Lucas tras la aparición de Disney en escena, no caben dudas de que Marcia “fue el pegamento que mantuvo unida a esta galaxia muy, muy lejana”

Marcia Griffin - Star Wars
Lucasfilm

Confidente y montajista de las películas de Lucas, Griffin supo empujarlo en la dirección correcta y las editó para que tuvieran corazón. Incluso ganó una estatuilla dorada por su trabajo en La Guerra de las Galaxias (Star Wars, 1977), compartiendo el crédito con Paul Hirsch y Richard Chew. 

La inexperta Marcia Griffin comenzó su carrera cinematográfica como aprendiz de bibliotecario en Sandler Films. Con el tiempo adquirió más experiencia y fue promovida a editora asistente, pero su meta era formar parte del Motion Picture Editors Guild, mientras cortaba tráilers y películas promocionales. En 1967 se convirtió en asistente de la gran Verna Fields, una de las pocas montajistas respetadas de la época –y responsable de películas como Tiburón (Jaws, 1975)– para colaborar en un documental sobre Lyndon B. Johnson. Mismo proyecto donde conoció a su futuro ex marido. 

Las colaboraciones entre Marcia y George comenzaron con Filmmaker (1968), un cortometraje documental del detrás de cámaras de The Rain People (1969). La experiencia de THX 1138 (1971) no fue placentera para la montajista, pero se redimió con Locura de Verano (American Graffiti, 1973), el primer gran éxito de Lucas y la primera nominación al Oscar para ella. Antes de aterrizar en Tatooine, Marcia se encargó del montaje de Alicia Ya No Vive Aquí (Alice Doesn’t Live Here Anymore, 1974) de Scorsese; el primer trabajo de estudio que le dio la posibilidad de crearse un nombre propio entre sus colegas, lejos del ala poco protectora de su esposo. 

TERRIFIER SE PONE MÁS SANGRIENTA CON SU TERCERA ENTREGA

Marcia Griffin - Star Wars
Lucasfilm

Marcia no estaba en los planes originales de nadie para cortar y pegar la aventura espacial, pero tras el despido de John Jympson, la editora se tomó sus libertades (y se alejó bastante del guión) para montar la secuencia de la Batalla de Yavin: un trabajo de ocho semanas que dio sus buenos frutos. Griffin no solo entendió la urgencia y el ritmo que debía tener este momento crucial de la saga, también colaboró con partes de la historia, como la sugerencia de matar a Obi- Wan Kenobi (Alec Guinness) para transformarlo en la guía espiritual del joven Luke (Mark Hamill).

Marcia Griffin siguió colaborando en la trilogía y otras producciones como Los Cazadores del Arca Perdida (Raiders of the Lost Ark, 1981), oficial y extraoficialmente, pero se fue alejando de la industria para dedicarse a su familia. Con la separación, su nombre y sus aportes pasaron al olvido… hasta que alguien, como nosotros, se atreve a rescatarlos para celebrarlos como es debido.

Marvel, Star Wars y todos los clásicos de tu infancia te esperan en un solo lugar. ¡Suscribite ahora Disney Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.