sábado, junio 22, 2024

Seguimos agregando títulos a la lista de secuelas que no lograron siquiera estar a la altura de la película original.

Como en la primera entrega nos quedamos cortos, sumamos otros cinco clarísimos ejemplos que aplican al clásico “segundas partes nunca fueron buenas”. No, no estamos en contra de las continuaciones, las sagas o las franquicias, pero estos títulos nos obligan a preguntarnos si estás secuelas eran realmente ‘necesarias’.

Highlander 2 (Highlander II: The Quickening, 1991)

Esta aventura fantástica llena de acción, que una vez más plantea la eterna lucha del bien contra el mal, cambia un poco las reglas del juego y se traslada al futuro, donde nos enteramos que el origen de los inmortales es alienígena (¿?). 

También suma una veta ambientalista y nos muestra a Connor MacLeod (Christopher Lambert) tratando de prevenir la destrucción de la Tierra con la ayuda de un escudo anti-ozono y sus congéneres venidos de otros planetas. La película, filmada en Buenos Aires y San Juan, resultó tan mala que su propio director, Russell Mulcahy, se retiró de la sala a los veinte minutos de comenzada la proyección.

¿SE ACERCA LA MUERTE DEL CINE?

Secuelas El Hijo de las Máscara
WB

El Hijo de la Máscara (Son of the Mask, 2005)

La Máscara (The Mask, 1994) –comedia fantástica adaptada del cómic homónimo– fue todo un éxito de taquilla inesperado que impulsó la carrera de Jim Carrey, además de consagrar a la bella Cameron Diaz en la pantalla grande. 

La secuela, ambientada diez años después de las aventuras de Stanley Ipkiss, no sólo fue todo un fracaso en recaudación, sino un despropósito que narra las peripecias de un aspirante a caricaturista que debe lidiar con la frustración y la paternidad primeriza de un pequeñín concebido bajo el influjo de la máscara de Loki, la que le otorga extraños poderes sobrenaturales. 

Blues Brothers 2000 (1998)

Amamos a John Landis y consideramos que Los Hermanos Caradura (The Blues Brothers, 1980) es una de las mejores comedias/musicales/road movies de todos los tiempos. Lamentablemente, no podemos decir lo mismo de esta continuación sin sentido, que vuelve a lanzar a Elwood Blues (Dan Aykroyd) fuera de la cárcel para meterse en varios problemas, mientras se encamina a una nueva “misión divina”. 

La película –que transcurre 18 años después de la original– repite la fórmula, le consigue a Aykroyd un nuevo compañero tras la muerte de John Belushi y suma un montón de invitados especiales, números musicales y persecuciones, pero no logra captar el espíritu que hizo tan popular al film basado en el sketch de Saturday Night Live.   

PARA EL OLVIDO: 5 SECUELAS CINEMATOGRÁFICAS INNECESARIAS

Conan el Destructor Secuelas
Universal Studios

Conan, el Destructor (Conan the Destroyer, 1984)

Por algún motivo, el productor Dino De Laurentiis creyó que la secuela de Conan, el Bárbaro (Conan the Barbarian, 1982) –primera adaptación cinematográfica del personaje creado por el escritor Robert Ervin Howard– atraería a un mayor número de espectadores si disminuía la violencia, la cantidad de sangre y el ambiente opresivo que acompañaba a la entrega original dirigida por John Milius y el guión de Oliver Stone. 

El veterano director Richard Fleischer rodó una aventura fantástica, con más humor y menos hemoglobina para todo público, reduciendo al personaje que catapultó a Arnold Schwarzenegger, al simple papel de un forzudo que debe proteger a una princesa virginal. 

Baile Caliente: Noches de la Habana (Dirty Dancing: Havana Nights, 2004)

Los productores de esta ‘secuela’ deben haber pensado que esta era una buena excusa para desempolvar la fórmula romance + baile cachondo que tan buen efecto tuvo a mediados de los ochenta, gracias a la las caderas bamboleantes de Patrick Swayze y la naricita sin retocar de Jennifer Grey, moviéndose al ritmo de “The Time of My Life”. 

Basándose en “hechos reales”, ambientaron esta nueva historia en la Cuba al borde de la revolución: una joven estadounidense llega a la isla donde conoce al camarero de un hotel (Diego Luna), del cual se enamora. El muchachito le enseña a bailar salsa y ambos participan en un concurso nacional, pero debido a la revolución, ella debe volver a su patria… sin antes despedirse de su amor con un último y sensual baile.

Marvel, Star Wars y todos los clásicos de tu infancia te esperan en un solo lugar. ¡Suscribite ahora Disney Plus haciendo click acá!

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.