domingo, septiembre 19, 2021

El sitio IGN acaba de publicar en forma exclusiva las primeras imágenes de Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City (Resident Evil: Welcome to Raccoon City), la nueva película basada en los primeros dos juegos de la saga de zombis de Capcom.

O mejor dicho, en Resident Evil 2 (1998) y la remake de Resident Evil de 2002, de la que toma un elemento clave.

Las fotos revelan un estilo realista y mucho más fiel a los juegos originales que la extensa serie de adaptaciones con Milla Jovovich estrenadas entre 2002 y 2016. El director Johannes Roberts (Terror a 47 Metros) dice que sus inspiraciones están en El Exorcista, El Resplandor y el cine de John Carpenter, director de La Cosa (la película, no la revista).

Albert Wesker (Tom Hopper, de The Umbrella Academy), acompañado de Jill Valentine (Hannah John-Kamen de Ready Player One) y Chris Redfield (Robbie Amell de The Flash). El de fondo que casi no se ve es Brad Vickers (Nathan Dales).

Roberts es diplomático a la hora de hablar de las películas anteriores, y dice que las diferencias son claras. Las adaptaciones previas (dirigidas por Paul W.S. Anderson) eran películas de acción, y la nueva es puro terror. También serán películas corales, con múltiples protagonistas en vez de una figura central como lo era Alice (Jovovich), un personaje que no estaba en los juegos.

esto no es ‘cosplay’”, dice Roberts, “los personajes no son copias exactas de los de los juegos. Jill Valentine (Hannah John-Kamen) es muy divertida, una chica de pueblo que quiere pelear, pero sin fuerza sobrehumana. Leon Kennedy (Avan Gojia) es el personaje que elegí para que el espectador vea la película a través de sus ojos. Quería alejarme del héroe de acción de los juegos más nuevos y recuperar esa personalidad de policía novato de Resident Evil 2”.

Leon S. Kennedy (Avan Gojia de Victorious) y Claire Redfield (Kaya Scodelario de The Maze Runner)

Roberts también asegura que trabajó directamente con Capcom para que las criaturas y las locaciones se vieran como las que conocemos de los juegos. “Quería crear una experiencia inmersiva para los fanáticos. Los monstruos se ven increíbles, una mezcla de CGI, maquillaje y marionetas. Vas a reconocer a los enemigos del juego de inmediato, pero mi esperanza es que vayamos más allá y que sientas que estos seres horribles podrían ser parte del mundo real”.

Los monstruos no solo incluyen a los zombis clásicos y a los perros doberman del juego original sino a Lisa Trevor, un personaje trágico que Capcom cortó del juego original y finalmente tuvo su aparición en la remake para Nintendo Gamecube de 2002. Lisa es víctima de la manipulación genética de la corporación Umbrella y se convierte en una criatura aterradora… y peligrosa.

Lisa Trevor, que pre-transformación será interpretada por Marina Mazepa (de Maligno, la nueva peli de James Wan)

Lisa fue parte de la historia desde las primeras propuestas, porque no había estado en ninguna de las adaptaciones de Resident Evil. Quería que fuese un personaje con profundidad, no un espectro aterrador más. Es terrorífica, pero también trágica, y la conectamos con Claire Redfield (Kaya Scodelario) y el orfanato en el que creció”.

Lo que dice Roberts suena como música para los oídos de los fanáticos de la serie, pero después de tantas adaptaciones fallidas, las dudas son comprensibles. En el foro de Reddit de la saga hay tantos comentarios positivos como negativos, que van desde críticas a lo que se percibe como un bajo presupuesto hasta elogios al vestuario de los actores.

Resident Evil: Welcome to Raccoon City se estrena en Argentina el 2 de diciembre de 2021. Por ahora, va solamente a los cines. También habrá una serie de Netflix basada en la saga de Capcom, pero todavía no tiene fecha de estreno.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís haciendo click acá y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Contenidomante. Fundamentalista de Johnnie To, PS Vita y Amy Sherman-Palladino. Le gustó Jupiter Ascending así que de ser vos no confiaría mucho en sus opiniones.