miércoles, junio 26, 2019

Todavía falta bastante para que X-Men: Dark Phoenix (2019) llegue a los cines de todo el mundo, pero hay muchísima expectativa por lo que se viene. Posiblemente porque ya tuvo dos importantes cambios de fecha desde la primera vez que fue anunciada.

Esta semana, hablando con Cinepop, el director Simon Kinberg anticipó que el film significa un cambio importante en la saga: «La veo como un nuevo capítulo. La veo como llevar a la franquicia en una nueva dirección, en cuanto a tono. Y eso no quiere decir que la próxima tendrá el mismo tono, solo significa que la próxima puede tener un tono diferente«.

No sabemos si Kinberg está enterado de que Disney compró Fox y que esta podría ser la última película bajo la bandera del estudio, pero parece con bastante confianza de que van a haber más secuelas con estos personajes.

Además, agregó: «Bryan Singer realmente transformó el género en 2000 o 2001, cuando salió la primera. Eso fue hace casi 20 años. Creo que es hora de cambiar el aspecto, la sensación, el tono, la onda de estas películas. Y no significa que este será el tono de aquí en adelante, sino que la próxima puede ser diferente y debería serlo«.

Redactor. Todavía espera ser un Power Ranger o el próximo Doctor Who, lo que ocurra primero.