lunes, marzo 4, 2024

Hollywood, los cines alrededor del mundo, y la industria cinematográfica en general, venían muy felices, celebrando la mejoría del mercado y la vuelta de los espectadores a las salas después de la crisis provocada por los años de pandemia. El restablecimiento de la taquilla –sobre todo, la norteamericana– se hizo sentir este verano boreal… hasta que llegaron las huelgas y los cambios de fecha de estreno por parte de los grandes estudios. 

El segundo semestre, época de festivales internacionales y lanzamientos fuertes antes de la temporada de premios, se está viendo afectado por la incapacidad (y codicia) de los miembros de la AMPTP (Alianza de Productores de Películas y Televisión) para llegar a un acuerdo con los guionistas (que llevan 17 semanas de huelga) y los actores, que ya cumplieron un mes y medio de parate.

Aunque se retomaron las negociaciones, no parece haber un final inmediato a la vista, lo que complica los planes futuros de las cadenas de TV, las plataformas de streaming y los estudios de Hollywood, que no solo debieron posponer las filmaciones, sino que se vieron imposibilitados de utilizar a sus estrellas para promover los lanzamientos que ya tenían programados. 

Challengers, una de las afectadas por la crisis en Hollywood.
MGM

Una vez más, los que salen perdiendo son los complejos y salas de cine, que necesitan de las grandes producciones (y de las más chicas también) para que siga fluyendo la audiencia. Ahí es donde los estudios están jugando sus cartas más arriesgadas, posponiendo el estreno de películas muy esperadas como Dune: Part Two o Challengers, ambas protagonizadas por Zendaya

El alivio de las producciones independientes

En septiembre comienza la época de festivales como Venecia y Toronto, una de las grandes vidrieras para los últimos estrenos del año, esos que suelen sonar más fuerte durante los meses de premiaciones. A diferencia de las producciones de las Majors, el SAG-AFTRA (Sindicato de Actores de Cine – Federación Estadounidense de Artistas de Radio y Televisión) concedió a ciertos proyectos independientes (que no dependen de la AMPTP) el permiso para llevar a sus intérpretes y promocionar dichas películas antes de su lanzamiento en los cines. 

Parece un tanto injusto para el resto de los actores, pero la idea es (justamente) golpear a los estudios donde más les duele: la billetera y el prestigio de los galardones. Desde el comienzo de la huelga, se estima que las recaudaciones de muchos lanzamientos como Tortugas Ninja: Caos Mutante (Teenage Mutant Ninja Turtles: https://www.lacosacine.com/tag/tortugas-ninja/Mutant Mayhem) o Blue Beetle se vieron afectadas considerablemente por la falta de promoción de sus protagonistas en, al menos, un -15%. Y en vez de intentar arreglar el problema, los ejecutivos cortaron por lo sano y decidieron atenuar las pérdidas corriendo muchos de sus tanques para 2024. 

Ferrari de Michael Mann no se verá afectada por las huelgas en Hollywood.
STXfilms

Esta movida (muy parecida a la de la pandemia) favorece a las cintas más chicas e independientes como Ferrari de Michael Mann o Priscilla de Sofia Coppola, que podrían llegar a tener más lugar en las carteleras y más premios en sus estantes. Todo esto es una gran hipótesis, ya que las huelgas afectan a todo el aparato y, en solidaridad, muchos actores ya resolvieron no salir a promocionar a pesar de tener la venia del sindicato.

GLADIADOR 2 SERÁ ALGO COMPLETAMENTE DIFERENTE

El año no está perdido, ¿o sí?

Aunque la secuela se Dune deja un espacio vacío a principios del mes de noviembre (ahora llegará a los cines en marzo del próximo año), es poco probable que otros estrenos aprovechen esta vacante si la huelga no se resuelve para entonces. The Marvels podría tener la ventaja y suma algunas de las pantallas IMAX que dejó libre la película de Denis Villeneuve, pero también podrían ser utilizadas por un reestreno de Oppenheimer, Barbie o hasta la revancha de Tom Cruise con Misión: Imposible – Sentencia mortal – Parte Uno (Mission: Impossible – Dead Reckoning Part One). 

En diciembre, el panorama es muy diferente y, hasta el momento, Warner Bros. Discovery decidió mantener las fechas de estreno de Wonka, Aquaman and the Lost Kingdom y El Color Púrpura (The Color Purple), una fuerte candidata a los Oscar. ¿Mantendrán la esperanza de que todo se resuelva para fin de año o estas son sus monedas de cambio para amortiguar las pérdidas financieras?

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.