sábado, noviembre 26, 2022

El estreno de El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder, la esperada costosa serie de Amazon Prime Video que transcurre dentro del universo creado por Tolkien, años antes de lo que vimos tanto en El Hobbit como en la trilogía de película de Peter Jackson, está a la vuelta de la esquina y esto es lo que están diciendo quienes ya pudieron verla:

Mae Abdulbaki, Screen Rant: “Los Anillos de poder tienen la ventaja de estar ambientados mucho antes de los eventos de la trilogía de El Señor de los Anillos que tiene la esperanza de mantenerse por sí solo. Sus conexiones con los eventos de las películas y los libros, así como la inclusión de algunos personajes familiares de la trilogía original, sin duda ayudan, pero la serie de fantasía tiene vida propia. Con tanto potencial, el mayor obstáculo de The Rings of Power es superar su ritmo semi lento al principio. Sin embargo, si el episodio 2 es una indicación, el resto de los episodios de la temporada harán lo mismo al equilibrar el desarrollo del personaje con la acción y el suspenso”.

Therese Lacson, Collider: “The Rings of Power hace un buen trabajo al mantenerte informado sobre el mal en aumento que se avecina y se siente como si se estuviera moviendo hacia la creación de una Comunidad potencial propia, con Galadriel a la cabeza. Aunque los anillos titulares no juegan un papel tan temprano en el programa, hay más que suficiente para mantener entretenido al público: figuras misteriosas, tramas políticas, situaciones de supervivencia terribles y más. La serie combina lo que hemos aprendido a amar de la fantasía contemporánea, como Game of Thrones con sus múltiples personajes principales, con la profundidad y los detalles del universo de Tolkien. Si bien todavía queda toda una temporada por ver, The Rings of Power ha tenido un comienzo exitoso al cumplir su promesa de calidad y disparar a toda máquina”.

Helen O’Hara, Empire Magazine: “Tomará un tiempo acostumbrarse a estos nuevos personajes, y el tiempo dirá si podemos amarlos como lo hicimos con Frodo, Aragorn y el resto, especialmente los Harfoots, a veces inestables. El guión también es ocasionalmente torpe: escuchamos que los orcos se han extendido «a todos los rincones» del mundo y, literalmente, un minuto después se les dice que no se los ha visto en años. La culpa es de la gran escala de la línea de tiempo, tal vez. Galadriel, después de todo, ya ha vivido unos pocos miles de años y, en el mejor de los casos, aún quedan cientos de años de historia por acumular. Pero podemos pensar en lugares peores para pasar unos pocos milenios que en el entorno vívidamente creado de la Tierra Media. . ¡Vamos a cazar más orcos!”.

Dave Nemetz, TVLine: “Los showrunners J.D. Payne y Patrick McKay (Star Trek: Beyond) tienen muchos hilos de la historia para hacer malabares, pero todos funcionan hasta ahora, con los primeros episodios plantando semillas que darán sus frutos más tarde, como un poderoso fragmento de espada y un extraño místico nacido de un cometa ardiente. (La veterana de Breaking Bad, Gennifer Hutchison, también es escritora y productora ejecutiva aquí, lo cual es una señal alentadora). Pero más allá de todo eso, Rings of Power simplemente se siente épico. Se las arregla para aprovechar un poder elemental que trasciende la trama y el personaje y nos transporta a un mundo lleno de maravillas”.

Caroline Framke, Variety: “Con la friolera de 50 episodios planeados, es difícil en este momento decir qué tan exitoso será The Rings of Power en última instancia. Hay mucho tiempo para que algunas tramas se queden más de la cuenta cuando sus caminos se cruzan con otros más intrigantes, o para que la narrativa general de la serie se enrede en la maleza de los densos apéndices de El señor de los anillos de Tolkien. Por ahora, sin embargo, es seguro decir que Amazon arrojando el peso de sus arcas en esta propiedad ha resultado en una adaptación perfectamente ganadora que desarrolla aventuras de capa y espada con una clara reverencia y afecto por los considerables mitos detrás de ella. A medida que la serie avanza, combina historias y deja atrás la traducción literal de la página a la pantalla, será revelador ver cuán hábilmente Los anillos del poder puede permanecer arraigado en su venerable material de origen mientras, inevitablemente, lo transforma en algo nuevo”.

Daniel Fienberg, The Hollywood Reporter: “Dos episodios no es tiempo suficiente para tomar una decisión concluyente, pero rápidamente me cansé de las melancolías de Córdova y la suavidad etérea de algunos de los duendes secundarios. Muchas de mis quejas son quejas específicas de la especie, una objeción al equilibrio de la narración y las variaciones de los grupos de personajes, al igual que House of the Dragon creó la fatiga instantánea de Targaryen. ¿Los anillos del poder seguirán manteniéndose unidos a medida que se agreguen más personajes, mientras los directores después de Bayona toman sus turnos detrás de la cámara, mientras se intensifica el enfoque en una trama singular, mientras la carrera hacia el final fuerza un cronograma acelerado de efectos visuales? No está claro, pero después de dos episodios, es un comienzo prometedor”.

Sam Stone, CBR: “Los aficionados a Tolkien tienen mucho que amar en The Rings of Power, pero el programa también se ha mantenido perfectamente accesible para los espectadores que no han leído los libros ni han visto las adaptaciones de Jackson. El espectáculo avanza a un ritmo muy deliberado pero con suficiente acción y drama fascinante para mantener la atención de la audiencia mientras los invita a su cálido y acogedor acercamiento a la Tierra Media. Familiar y, sin embargo, completamente propio, The Rings of Power se perfila como un espectáculo digno de llevar el nombre de El Señor de los Anillos como una clara carta de amor al mundo de fantasía de Tolkien”.

La Cosa ahora es digital e interactiva para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.