miércoles, abril 24, 2024

A casi 30 años desde el inicio de Friends, Jennifer Aniston reflexiona sobre cómo la diferencia de salarios pudo destruirlo todo.

Friends es considerada una de las comedias más exitosas de toda la historia de la televisión. A pesar de las diversas críticas que ha recibido en los últimos años por las nuevas generaciones, la sitcom sigue siendo revisitada permanentemente por el público estando disponible en HBO Max. Sin embargo, su exitoso pasar pudo haber sido destruido antes de convertirse en un fenómeno global.

Luego de la emisión de la primera entrega, Ross y Rachel (David Schwimmer y Jennifer Aniston) comenzaron a tener cada vez más tiempo en pantalla, ya que su romance fue siempre uno de los principales ejes del show. Por lo tanto, para la segunda entrega, ambos actores comenzaron a ganar más que sus co-estrellas. Y todo pudo haberse desmoronado.

WILDERNESS PRESENTA UN ADELANTO DE LOOK WHAT YOU MADE ME DO (TV)

Jennifer Aniston and David Schwimmer in Friends.
Warner Bros. TV

La amistad real de sus estrellas mantuvo Friends a flote

Afortunadamente, sabiendo que esta diferencia de pagos amenazaba con arruinar el vínculo entre elenco principal, los actores negociaron con la cadena para que cada protagonista ganara la misma cantidad. 

En una charla con The Wall Street Journal, Aniston habló sobre las consecuencias que podría haber sufrido el show si no hubieran hecho eso:

«Creo que nos habría destruido si alguien estuviera mejorando financieramente». 

Los seis actores principales comenzaron ganando unos $22500 dólares por episodio, mientras que para la décima y última temporada alcanzaron el millón.

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.