lunes, abril 22, 2024

Estaba cantado que la fusión entre WarnerMedia y Discovery, Inc. iba a traer cambios para HBO Max, plataforma de streaming insignia del conglomerado desde mayo de 2020, cuando hizo su debut en medio de la pandemia como parte de AT&T. Por más de una década, los motes de las distintas extensiones digitales fueron de la mano de ‘HBO’ (HBO Go, HBO Now), un título muy característico al momento de diferenciar el contenido del servicio y, sobre todo, resaltar el prestigio asociado a las producciones del canal premium o sus estrenos cinematográficos más exclusivos.

A diferencia de HBO Go, HBO Max amplió su grilla más allá de los títulos del cable, sumando, por ejemplo, las series más exitosas de Warner Channel y contenido original, entre otras cosas. Pero el recientemente anunciado (re)lanzamiento de la plataforma llegará el próximo 23 de mayo (al menos en Estados Unidos) con una ligera modificación: Max a secas, desprendiéndose del clásico HBO del título.

¿A qué se debe este cambio?

Succession, HBO
HBO

A no temer que todas las series de HBO (al menos, aquellas que no borraron de su catálogo como Westsworld) van a seguir disponibles al alcance de un clic, además de todas las novedades que se vienen. La decisión de este cambio de nombre pasa por otro lado –uno que tiene bastante sentido–, más cercano al rejunte de contenido que ahora incluirá los títulos de Discovery+, realities y producciones varias que poco tienen que ver con la cadena premium que lleva más de 50 años aportando su granito de arena a la historia de la pantalla chica. 

“A todos nos encanta HBO, y es una marca que se ha construido durante cinco décadas representando el entretenimiento vanguardista e innovador para adultos”, declaró JB Perrette, presidente y CEO de streaming global y videojuegos de Warner Bros. Discovery. La idea detrás de Max es no ahuyentar a los padres y remarcar que la nueva plataforma tiene contenido de calidad apto para todas las edades.

The Last of Us, HBO
HBO

HARRY POTTER Y EL TRABAJO DETRÁS DE LA SERIE

Al mismo tiempo, Perette  recalcó: “También queremos honrar y abrazar de dónde venimos. HBO es la marca más icónica y pionera en entretenimiento. HBO no es televisión. HBO es HBO y tiene que permanecer de esa manera”. Por un lado, los ejecutivos buscan privilegiar el contenido asociado a la marca –y es muy probable que arrasen en los Emmy de este año, justamente, por esa calidad que los distingue–; por el otro, alejarla de esos productos de más ‘bajo perfil’ que veremos en la nueva plataforma. Básicamente, que el nombre que tanto les costó construir no quede pegado a los posibles bodrios que se vienen. 

Una estrategia de marketing que funciona en ambos sentidos, aunque en los últimos años la cadena haya perdido su toque entre tantos cambios de manos y la partida de ejecutivos históricos como Richard Plepler en 2019. La fusión con Discovery y la salvedad entre contenidos puede ayudar aún más al desarrollo de las producciones originales de HBO, proyectos más jugados y menos franquicias, como los que construyeron esta marca de calidad que hoy sigue brillando gracias a Succession, The Last of Us, House of the Dragon, Barry y The White Lotus, solo para nombrar algunos de sus títulos. 

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Jefa de redacción. Nolaniana incurable. DC me da y me quita.