miércoles, agosto 21, 2019

Mortal Kombat está de fiesta esta semana con el lanzamiento de una nueva entrega de la saga, que ya se posiciona entre las mejores, según las críticas que surgieron ayer. Mortal Kombat 11 trae algunos nuevos personajes aparte de los clásicos de casi siempre, pero vuelve a ningunear a varios que alguna vez dijeron presente y fueron completamente olvidados.

Viajamos en el tiempo y recordamos a algunos de estos que probaron suerte, pero no la obtuvieron en el Kombate Mortal.

Chameleon/Khameleon

Es un poco choreo tener ninjas de todos los colores, pero por alguna razón nos acostumbramos a Scorpion, Sub-Zero, Ermac, Reptile, Rain, Smoke y Noob. Lamentablemente, Chameleon no tuvo la misma suerte y tuvo sólo dos apariciones. En la versión de Nintendo 64 del Mortal Kombat Trilogy, se llamaba Khameleon y era una mujer que no usaba las habilidades de los mismos ninjas, sino de las mujeres, Kitana, Mileena y Jade.

Jarek

El Mortal Kombat 4 tiene muchos de estos personajes que nos presentaron una vez y luego volvieron para MK: Armageddon porque no tenían nada que hacer. Hay algunos mejores que otros, pero Jarek es lisa y llanamente una copia de Kano, por lo que no puede sostenerse por sí mismo.

Kai

Más allá de los personajes extraños del Mortal 4, como Meat, la franquicia continuó con su idea de formar el legado de los personajes con otros nuevos. Kai venía a ser un reemplazo de Liu Kang, pero no prosperó. Tenía casi todos sus movimientos idénticos, excepto por la bola de fuego, que se tiraba en otra dirección. Estaba destinado a fallar.

Blaze

No pudieron ponerle Torch por miedo a que Marvel los demandara por copiar a la Antorcha Humana, y así fue que la silueta en llamas del MK II se convirtió en un personaje de fuego relacionado a un dios antiguo y causante del Armageddon. Toda esa línea de personajes quedó muy atrás y nunca volvió a la acción. Y no nos quejamos. Drahmin, Moloch y Onaga están más o menos en la misma.

Li Mei

Otro personaje que surgió como copia – o reemplazo- de otro y quedó. Cuando Mileena ya no estaba entre los peleadores, por cuestiones que tenían que ver con la historia, era necesario tener a otra guerrera que usara sais y se vistiera con esos colores. Incluso apareció en el MKX con la voz de Tara Strong, pero ni así logró cautivar a nadie.

Mavado

Originalmente, el personaje se iba a llamar «Malvado». Sí. Y su look lo iba a asemejar a un torero español. Por suerte, el equipo de producción del juego se dio cuenta de que no pegaba mucho con la naturaleza de la franquicia y decidió modificarlo un poco. Así y todo, no logró ganarse nuestro corazón.

Dairou/Darrius

Ed Boon, uno de los creadores de la franquicia, quedó muy contento con el diseño de Dairou, pero la crítica lo catalogó como un personaje «extremadamente genérico» y, por lo tanto, olvidable al máximo. Darrius pasó por algo similar, aunque podríamos decir que es el destino que le tocó a todos los que debutaron en el Mortal Kombat: Deception.

Hotaru

Su nombre significa luciérnaga en japonés y su apariencia nos lleva inmediatamente al Japón feudal que parece tan ajeno al Mortal Kombat. Hotaru parece un personaje mucho más adecuado para un Soul Calibur que un MK y por eso ya nadie lo recuerda.

Kobra

Aparte de que se parece muchísimo a Ken de Street Fighter, la historia de Kobra es bastante ridícula. Se trata de un artista marcial de Nueva York que quiere sentir la adrenalina de una pelea fuera del dojo y empieza a matar a ladrones y narcotraficantes, hasta que Kabal lo encuentra y lo recluta. Es, por lejos, de los personajes más odiados por los fans.

Shujinko

Su nombre significa, literalmente, «protagonista» en japonés. Boon lo pintó como «el nuevo Liu Kang«, pero no fue muy bien recibido por los fans, principalmente porque estaba todo mal en MK: Deception. Shujinko volvió en MK: Armageddon, pero en su forma anciana, lo que se ganó comparaciones con Pai Mei, de Kill Bill.

¿A qué otro agregarías a la lista?

Editor. Todavía espera ser un Power Ranger o el próximo Doctor Who, lo que ocurra primero.