martes, marzo 19, 2019

La Realidad Virtual (VR) sigue siendo algo relativamente nuevo, a pesar de que las principales plataformas están hace un par de años en el mercado. Todavía no hay reglas establecidas sobre cómo debe ser un juego VR, cuánto debe durar o cuánto tiene que costar, pero cada tanto surge un nuevo título que nos da una idea del potencial de estos juegos.

Pixel Ripped 1989 es uno de esos ejemplos y viene directo desde Brasil para demostrar que no se necesitan gráficos impresionantes para meternos de lleno en un mundo virtual.

Se trata del proyecto que Ana Ribeiro, la desarrolladora, usó como tesis cuando estudió diseño de videojuegos en Reino Unido y que, con la ayuda de el estudio Arvore, llegó a todas las plataformas VR este año.

Pixel Ripped 1989 nos transporta a una época llena de nostalgia, hayamos vivido o no los 80. El juego nos pondrá en la piel de una estudiante británica que debe jugar a su consola portátil en medio de la clase para salvar a su mundo y al mundo virtual dentro del videojuego. Un mago descubrió la manera de saltar de un mundo a otro y amenaza con romper todo todillo.

A lo largo de cuatro niveles, tendremos que superar escenarios en el pequeño juego portátil mientras intentamos no ser descubiertos por la profesora, a quien podemos distraer con distintas técnicas. Cada nivel tiene su jefe final, que combinará el mundo virtual con el real con batallas emocionantes.

En toda esta acción, la música jugará un rol fundamental y nos hará subir la adrenalina con cada salto o disparo que hagamos. A lo largo de la aventura tendremos genial humor, homenajes a clásicos de la época y varios secretos por descubrir para completar todo al 100%.

Tener una plataforma VR no es lo más accesible, por ahora, pero si tenés la oportunidad de probar algún título, Pixel Ripped 1989 es de lo mejor que hay. Además, para alegría de algunos sensibles, se juega sentado, por lo que no hay que preocuparse por mareos o porque el juego nos haga hacer mucho ejercicio.

Redactor. Todavía espera ser un Power Ranger o el próximo Doctor Who, lo que ocurra primero.