martes, diciembre 1, 2020

Ubisoft ya está en la recta final del año. Mientras muchos esperan por Assassin’s Creed: Valhalla, hace pocos días se lanzó Watch Dogs: Legion, la tercera entrega de la saga, con importantes cambios en la fórmula. ¿Funciona?

La nueva historia se aleja de Chicago y San Francisco y nos lleva a una Londres futurista, donde los drones y los autos automáticos son algo más que instalado. DedSec Londres es acusada de actos terroristas y casi completamente destruida, pero será nuestra misión revivirla para encargarse de diferentes enemigos.

La trama presenta a una compañía militar privada, a una organización criminal y a otro grupo de hackers misterioso conocido únicamente como Zero Day. El gran objetivo el título es recolectar evidencia que demuestre que todos estos actores estuvieron detrás de los ataques, pero para hacerlo habrá que reclutar a los nuevos miembros de DedSec.

La gran novedad de Legion, que se viene comentando hace tiempo, es que la historia no cuenta con un solo protagonista, como los dos anteriores, sino que DedSec es el centro de la trama. Así, a medida que reclutemos hackers y otros personajes, podremos ir alternando entre cada uno según convenga para la misión que tenemos que superar.

Cada personaje cuenta con un set de habilidades particulares que los vuelven más aptos para cierto tipo de objetivo. Obviamente, también se puede hacer la historia completa con un mismo personaje, pero eso implica un desafío mayor.

Mientras paseamos por los diferentes barrios, podremos armar un perfil de todos los ciudadanos que nos crucemos para conocer sus especialidades y así sumarlos a la causa. A cambio, algunos pedirán ciertos favores, que requerirán cumplir uno o varios objetivos adicionales.

Sin embargo, la tecnología desarrollada por Ubisoft permite explorar otros caminos. La ciudad se siente más viva que en entregas anteriores, porque cada persona tiene una historia desarrollada, relaciones, rutinas y más. Por ejemplo, un potencial recluta decidió sumarse a DedSec después de haber salvado a su hermano de la policía y no requirió una misión adicional.

Una vez comenzada la aventura, podemos llegar a pasar horas reclutando agentes. Luego de un rato, empezamos a ver los hilos del título y nos damos cuenta de que no hay una variedad extrema de personajes, pero también sabemos que son cosas que se pueden actualizar con distintos parches que ya se anticiparon.

Lo que no está del todo resuelto es cómo encajan estos personajes casi aleatorios en las escenas cinematográficas que hacen avanzar la historia. Al mismo tiempo, es interesante ver la libertad que hay a la hora de armar una historia única que no se va a repetir con ningún otro jugador del mundo.

En vez de desarrollar un árbol de habilidades para un solo personaje, Watch Dogs: Legion decidió dividir esas áreas de expertise en distintos personajes. La fórmula resulta, es novedosa y da lugar a un montón de otros detalles que contribuyen a que el mundo en el que se juega se sienta vivo.

Una vez acostumbrados al reclutamiento y estas nuevas mecánicas, el título ofrece una gran variedad de contenido. Aunque la mayoría son cosas que ya se vieron, sobre todo en Watch Dogs 2, en esta nueva entrega llegan mucho más pulidas luego de años de desarrollo y escuchar las opiniones de los fans.

Por otro lado, el estudio responsable del juego ya anticipó que en diciembre llegarán novedades multijugador y más misiones extra para la historia. De hecho, hay contenido planeado para todo el primer año del juego, por lo que Watch Dogs: Legion promete estar en conversación por mucho tiempo.

La conversación es más que interesante, porque compartir experiencias personales con el juego significa mostrarle algo nuevo a otra persona que está jugando lo mismo, pero que eligió a otros personajes, otros caminos y otras misiones. No hay dos historias iguales, por más que la trama principal sea la misma para todos. La manera en la que la encaramos y la vivimos siempre va a ser diferente.

¿Todos los sandbox deberían ser así? Claro que no, muchos se benefician al contar la historia de un solo personaje, su viaje y su progreso. Sin ir más lejos, estamos por vivirlo con otro Assassin’s Creed muy pronto. Pero la fórmula de Watch Dogs: Legion y su sistema de “jugá con quien quieras” es más que bienvenido en un género que a veces sólo parece cambiar la piel.

Editor. Todavía espera ser un Power Ranger o el próximo Doctor Who, lo que ocurra primero.