lunes, abril 22, 2024

Sean Penn se suma a la larga lista de grandes nombres de la industria en dar su apoyo a los sindicatos frente a los estudios, pero lo hace de una manera repudiable.

Uno de los principales puntos del conflicto entre los actores y guionistas con los estudios de Hollywood y las grandes compañías de streaming, es la utilización de las herramientas de Inteligencia Artificial. La tecnología puede ser de gran ayuda para el cine y la tv, pero también una amenaza para sus trabajadores.

A pocas semanas del inicio de la huelga de escritores, los rumores sobre varios estudios considerando utilizar AI para escribir guiones comenzaron a circular. Y todo empeoró cuando los actores se unieron al cese de actividades, revelando que las compañías querían incluir el uso de estas tecnologías para reemplazar a actores de fondo, entre otras cosas.

THE CREATOR ANTICIPA LA BATALLA CON LA IA EN SU TRAILER

Sean Penn muestra su apoyo a las huelgas de manera controversial
Variety

Sean Penn y sus desacertadas palabras

El debate sobre el uso de las AI ha estado muy presente en los últimos meses, y no es una sorpresa que un renombrado actor y director como Penn se exprese al respecto. El problema fueron las palabras que utilizó para ejemplificar por qué cree que están mal muchos de los usos que los estudios les quieren dar (vía Variety):

“‘¿Entonces quieres escanear mi imagen y datos de voz y todo eso? Bien, esto es lo que creo que es justo: quiero el de tu hija, porque quiero crear una réplica virtual de ella e invitar a mis amigos a hacer lo que queramos en una fiesta virtual ahora mismo. 

¿Podrías mirar a la cámara y decirme que te parece genial? No se trata de negocios… Es una propuesta indecente. Que hicieran eso y no fueran reprendidos por ello es un insulto. Esta es una verdadera exposición sobre la moralidad: una falta de moralidad”.

CACERÍA EN VENECIA Y 5 WHODUNIT PARA VER ANTES DE SU ESTRENO

Joan is Awful Black Mirror
Netflix

Black Mirror siempre un paso adelante

Puede que la serie de Netflix esté situada en realidades alternativas, incluso futuristas en muchos casos, mostrándonos tecnologías que no existen. Sin embargo, mucho de lo que nos ha mostrado no se aleja demasiado de la realidad.

En su última temporada, el show de Charlie Brooker presentó el episodio Joan Is Awful, donde una mujer por suscribirse a una plataforma de streaming accede a que se cree contenido personalizado utilizando su imagen y su vida.

El episodio de Black Mirror expone los peligros de que una compañía tenga los derechos de la imagen de una persona, pudiendo recrear o crear a su gusto, uno de los principales debates que ha planteado el uso de la AI y su capacidad de ficcionalizar todo y hacerlo ver real. Un poco lo que Sean Penn intenta mostrar con su dessfortunado ejemplo.

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.