jueves, septiembre 21, 2023

A seis meses desde que Netflix anunció la cancelación de Warrior Nun tras dos temporadas, Simon Davis Barry confirmó ayer que su serie continuará para darle un cierre a la historia de las monjas guerreras, algo por lo que los fans jamás dejaron de luchar.

La cancelación del show, que estaba entre los más vistos de la plataforma y era de los mejores puntuados en todo el catálogo, no solo despertó la ira de los fans, sino también la de gran parte de la comunidad LGBT y en especial de las mujeres dentro de la misma. ¿Por qué?

Warrior Nun no fue la primera, y de hecho tampoco la última, serie protagonizada por personajes femeninos y con un romance LGBT en el centro en ser desechada por el servicio. Títulos como Everything Sucks, Teenage Bounty Hunters o First Kill sufrieron un destino similar, y son tan solo algunos de los nombres en una larga lista de producciones que no llegaron a desarrollarse.

HOLLYWOOD: ¿QUÉ PASA SI LOS ACTORES HACEN HUELGA?

Everything Sucks, otra víctima de Netflix como Warrior Nun.
Netflix

Warrior Nun es a Netflix, lo que decenas de series a otras plataformas

De hecho, Netflix tampoco fue la única compañía en hacer esto. Amazon Prime Video pasó por algo similar con la cancelación de Paper Girls, y por algo incluso todavía más parecido con A League of Their Own, una serie que parecía estar condenada a pasar al olvido pero que finalmente consiguió la renovación para una segunda entrega más corta y que será la última.

The CW también tuvo un largo proceso de cortes que inició con Supergirl, continuando con Batwoman y DC’s Legends of Tomorrow, todas series con personajes e historias que representaban a la comunidad. Y si bien su cancelación tuvo que ver más con la crisis de la cadena que con otra cosa, fueron situaciones que sumaron al descontento general del público.

THE WITCHER: 5 DATOS CURIOSOS PARA LA TERCERA TEMPORADA

Sara y Ava de DC'S Legends of Tomorrow, otro caso como el de Avatrice.
The CW

No se miden con la misma vara

Gran parte del conflicto alrededor de lo sucedido con Warrior Nun y otras series similares fue que otros shows con tramas LGBT pero protagonizados por hombres no sufrieron el mismo destino. Mientras la serie de Davis Barry o First Kill eran canceladas, Heartstopper y Young Royals celebraban sus continuaciones.

El Arrowverse parecía tomar un camino similar, dejando ir a Melissa Benoist, Javicia Leslie y Caity Lotz, mientras que Grant Gustin iba a continuar interpretando a Barry Allen en The Flash por un tiempo más. Y sí, solo Leslie y Lotz interpretaban a mujeres de la comunidad, pero la diferencia entre personajes femeninos y masculinos estaba presente. 

Obviamente las diferencias en números de visualizaciones o recepción de cada una de estas historias es un punto que se puede debatir, pero en el caso de Heartstopper y Warrior Nun la diferencia es prácticamente inexistente, con la segunda incluso superando en algunos aspectos a la primera.

Y en el Arrowverse tampoco existía tanta diferencia en las audiencias que justificara verdaderamente la continuidad de algunos shows por sobre otros, excepto por la ya mencionada crisis que estaba atravesando The CW, y también Warner Bros. Discovery. 

NETFLIX CRITICADA POR BURLARSE DE SUS SUSCRIPTORES

Heartstopper se mantiene en pie donde First Kill y Warrior Nun cayeron.
Netflix

Warrior Nun no fue la primera

Si bien el caso de Warrior Nun es extremadamente destacable, por el tiempo que los fanáticos y el equipo detrás de la serie estuvo luchando para conseguir la continuación. Meses de tendencias en redes sociales, colocación de billboards en puntos estratégicos, incitando a otros servicios de transmisión a rescatar la serie. Pero no es la primera vez que Netflix pasa por algo así, y casualmente fue contra series LGBT.

Sense8 y One Day at Time fueron otras víctimas de la plataforma. En el caso de la serie de las hermanas Wachowski fue porque el alto costo de producción que tenía y casi acaba tras una segunda temporada que dejó muchas preguntas sin responder. Pero la insistencia de los fans consiguió que Netflix diera luz verde a una película que cerró la historia, y fue un éxito igual que la serie.

En cuanto a One Day at a Time, a pesar de que a la serie le iba muy bien y tenía muy buenas críticas, los números no fueron suficientes para Netflix y decidieron cancelarla tras tres temporadas, dejándola también inconclusa. Afortunadamente, Pop TV decidió comprarla y emitir la cuarta y última entrega.

NETFLIX SE DEFIENDE DE LAS CANCELACIONES

Sense8 sentó un precedente para que Warrior Nun pudiera regresar.
Netflix

Un halo de esperanza

Con el mes del orgullo LGBT llegando a su fin, la noticia de Warrior Nun parece un regalo para su fandom y para la comunidad, que sigue demandando por la representación que merecen y por tener cada vez más historias en las que se puedan ver reflejados.

Aún queda un largo camino por recorrer, a pesar de que los últimos años han representado un cambio positivo para la llegada de historias LGBT tanto en el cine como en la televisión, y en especial en el streaming. Sin embargo, la continuación de Warrior Nun es sin dudas una batalla ganada en una guerra a la que todavía le quedan muchos lugares por conquistar.

Les compartimos nuestra entrevista con Simon Davis Barry, showrunner de la serie, que realizamos antes de su cancelación:

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.