jueves, junio 20, 2024

Ayer, 24 de mayo, The CW emitió el final de la novena temporada y último episodio en toda la historia de The Flash, la última sobreviviente del Arrowverse. A más de 10 años del debut de Arrow en la cadena, la marca que el universo compartido de personajes de DC va a dejar es enorme.

Cuando Marvel estaba dando sus primeros grandes pasos, y cuando DC comenzaba a planear hacer algo similar en el cine, The CW ya tenía una idea de lo que buscaban. Lo habían intentado con Smallville y una serie de spin-offs que no funcionaron, aunque sí les sirvió para ver que el reunir a diversos héroes de una misma franquicia funcionaba muy bien. 

No fue casualidad que el Oliver Queen de Justin Hartley fuera mucho más que un personaje ocasional en la serie precuela de Superman. Su presencia, junto a las apariciones del Aquaman de Alan Ritchson, el Cyborg de Lee Thompson Young y el Bart Allen de Kyle Gallner, todos juntos en pantalla fue un momento épico para la televisión de superhéroes.

Las semillas estaban ahí, era sólo cuestión de empezar a sembrar en base a lo que habían aprendido gracias a la serie protagonizada por Tom Welling.

SUPERMAN: LEGACY – RACHEL BROSNAHAN ROMPE EL SILENCIO

El justiciero que inició todo

Arrow, el primer show del Arrowverse
The CW

Así, con la idea de revivir el éxito que habían conseguido con Smallville, pero centrándose en el otro personaje que les había funcionado muy bien, en 2012 Stephen Amell hizo su debut como el nuevo Oliver Queen. A pesar de la evidente diferencia de presupuesto con shows producidos por plataformas de streaming, y una narrativa mucho más juvenil, en muchos aspectos Arrow podía estar a la altura de lo que Netflix haría con The Defenders.

Lejos de la inocencia de Clark Kent, Oliver era un protagonista oscuro, con un pasado complicado y misterioso, que buscaba no sólo rescatar a su ciudad de los criminales que la acechaban, sino también su venganza personal.

A la serie le fue muy bien, especialmente en las primeras temporadas. Y al ver que volvían a conseguir lo que con Smallville, The CW decidió ir por más. El mix de vigilante enojado y mujeriego, con el de héroe inocente y esperanzador, como habían aplicado con Welling y Hartley, parecía el camino correcto a tomar.

DC FANDOME: EL EQUIPO DE LA COSA ENTREVISTA A ANDY MUSCHIETTI

Barry Allen y el Arrowverse

En 2014, Grant Gustin debutó como Barry Allen y la locura se desató. The Flash consiguió incluso superar a Arrow, especialmente gracias a la actuación de Gustin, a quien los fans incluso lo pedían para continuar interpretando al personaje pero en el cine ahora que el Snyderverse se estaba construyendo.

Mientras tanto, otros personajes más allá de Barry y Oliver la estaban pegando bastante en el Arrowverse, ganando muchísima popularidad, como el caso de Sara Lance. La cadena vio otra gran oportunidad acá, y decidió formar un equipo con unos cuantos marginados que no terminaban de encajar como para ser regulares en los shows de donde habían salido.

Así nació DC’s Legends of Tomorrow, una serie que escapó por completo de lo que venían haciendo las otras, con viajes en el tiempo, mucho humor, situaciones ridículas y bastante historia, tanto real como de la mitología de DC.

THE FLASH Y LOS CAMEOS QUE NO FUERON

Juntos es mejor

¡Invasión! en el Arrowverse
The CW

Pero la presentación del nuevo equipo de héroes no sólo marcaba un nuevo camino para el tipo de historias que el Arrowverse iba a contar, también iba a ser el inicio de lo que realmente lo llevó a lo más alto: los crossovers. 

Si bien The Flash y Arrow ya habían tenido sus cruces, fue la introducción de las leyendas, en dos episodios de las series principales divididos para contar la historia, lo que realmente terminó de presentar la idea de los crossovers.

Paralelamente, CBS quiso tener su propia heroína en la pantalla, y lanzaron Supergirl en 2015. Ahí solo duró una temporada y fue cancelada, pero The CW decidió salvarla y sumar una nueva ficha para su juego. Kara y Barry protagonizan su propio crossover, aunque es algo bastante breve, que sirvió principalmente para establecer el multiverso y las diferentes realidades.

El crossover definitivo llegaría en 2016 con ¡Invasión!, un especial de cuatro partes que iniciaba en el final de un episodio de Supergirl, continuaba en The Flash, seguido por Arrow y finalmente con Legends of Tomorrow. Los héroes se unen para, como lo dice el título, detener una invasión.

DC STUDIOS PODRÍA INCLUIR A STATIC SHOCK  Y MÁS EN SU FUTURO

El auge del Arrowverse

Crisis en Tierra X del Arrowverse
The CW

Pero todo lo que sube, tiene que bajar. Y la popularidad y, principalmente, efectividad del Arrowverse no fue la excepción. Poco a poco, Arrow comenzaba a perder su calidad enfocándose demasiado en dramas románticos y personales de los personajes, alejándose de esa oscuridad que reinaba en Oliver y quienes lo rodeaban que habían hecho tan querida a la serie.

The Flash se fue convirtiendo lentamente en un drama adolescente, y si bien Supergirl y Legends of Tomorrow se mantenían fieles a su esencia, nunca habían alcanzado el nivel de popularidad de las otras dos.

Sin embargo, la espera por los crossovers hizo que los fanáticos siguieran de cerca a todos los shows, con el fin de conocer las tramas y poder comprender lo que sucedería cuando el gran evento que cruzara a sus héroes favoritos llegara. No importaba si individualmente la series no eran tan fuertes, colectivamente habían logrado establecerse.

En 2017 el Arrowverse alcanzó su punto más alto con el que, para muchos, es el mejor crossover de todos los que tuvo la franquicia: Crisis en Tierra-X.

Los protagonistas se reúnen para una boda, pero ésta es interrumpida por versiones alternativas de ellos mismos. Una guerra se desata entre las diferentes realidades, y una increíble batalla que reúne a un enorme número de héroes en pantalla es la prueba de que había funcionado. The CW había conseguido construir su universo sin las fallas que DC estaba sufriendo en el cine, y con un presupuesto muchísimo más acotado que el de Marvel.

TODO LO QUE SABEMOS DE THE FLASH

La anticipada caída

Elseworlds del Arrowverse
The CW

Pero la sed por más tras el éxito de Crisis en Tierra-X sería, finalmente, lo que terminaría por llevar al Arrowverse a una caída estrepitosa. El primer paso en falso fue Elseworlds, que ya de por sí reunió a menos series que el anterior porque no contaba con la presencia de Legends of Tomorrow.

Barry y Oliver se despiertan repentinamente en el cuerpo del otro, y tienen que averiguar qué es lo que está pasando, sólo para descubrir que están siendo parte de un entrenamiento para algo mucho más grande que va a suceder pronto.

Elseworlds no fue un mal crossover, simplemente no estuvo a la altura del anterior, porque su fin no era funcionar en sí mismo, más bien ser la antesala para lo que vendría después, el más ambicioso proyecto que adaptaría el Arrowverse: Crisis en Tierras Infinitas.

THE CW DEBERÍA SALVAR GOTHAM KNIGHTS, NO SUPERMAN & LOIS

Un regalo para los fans

Ezra Miller y Grant Gustin en el Arrowverse
The CW

Crisis en Tierras Infinitas no fue un crossover perfecto, pero no hay dudas de que tuvo todo lo que los fanáticos esperaban, especialmente en relación a los cameos de proyectos pasados, presentes e incluso futuros del mundo de DC.

Crisis contó con las apariciones de Curran Walters y Alan Ritchson de Titans, que en ese momento se estaba emitiendo, Burt Ward de la serie de Batman de los 60, Robert Wuhl de Batman de 1989, Brandon Routh vistiendo nuevamente como Superman, pero de Kingdom Come.

Tom Welling y Erica Durance volvieron a la pantalla de la cadena como Clark y Lois de Smallville, mientras que Kevin Conroy apareció como Bruce Wayne de la Tierra 99. Cress Williams, que ya formaba parte de la familia de The CW y DC en Black Lightning también participó, así como Ashley Scott de la serie de Birds of Prey de 2002.

Pero el más shockeante fue, sin dudas, el cameo de Ezra Miller, quien se encontraba interpretando a Barry Allen en el cine.

Crisis en Tierras Infinitas marcó el final de una era para el Arrowverse, principalmente por el fallecimiento de Oliver, consagrándose como el gran héroe de toda la franquicia. Pero también significó la caída definitiva.

DC STUDIOS FASE 1: DIOSES Y MONSTRUOS – TODOS LOS DETALLES

Una lenta despedida para el velocista escarlata

The Flash, la última serie del Arrowverse
The CW

En noviembre de 2021, casi dos años después del final de Arrow, Supergirl lo siguió despidiéndose tras seis temporadas. La siguieron DC’s Legends of Tomorrow y Batwoman, la última en incorporarse al universo, en marzo de 2022.

Black Lightning ya había sido dejada atrás en 2021, mientras que Stargirl, que originalmente fue concebida para DC Universe, también dio su última emisión en 2022. Para finales de ese año, las únicas en pie eran The Flash y Superman & Lois, aunque ésta última cada vez negaba más de sus orígenes como spin-off de Supergirl, creando un universo por su cuenta.

Por eso, aunque la serie protagonizada por Tyler Hoechlin continúe en el futuro, y más allá de la llegada de Gotham Knights, el final de The Flash cierra una puerta muy importante para la relación de DC y The CW.

El Arrowverse llegó a su fin, luego de demostrar que era posible construir un universo interconectado en la televisión manteniendo la esencia de cada show individualmente, pero uniendo a sus protagonistas para aventuras épicas de vez en cuando. Ese universo, al igual que Smallville lo hizo en su momento, dejará un legado importantísimo para el mundo de los superhéroes en la televisión.

La Cosa ahora es digital para que nos leas, veas y escuches donde y como quieras. La conseguís en nuestra tienda y nos ayudás a seguir muchos años más junto a vos.

Escritora, community manager y entrevistadora. Fan de Superman, team DC, puede hablar a base de frases de Friends o Los Simpson.